Cojón de Gato 2009


Creo que ya he explicado más de una vez por el blog que de cara a comprar vinos me guío un poco por la intuición. Sí, sé que alguien podría decir que esto no tiene sentido pero ha llegado un punto en que acertar con los vinos nos cuesta y además en casa somos dos y eso, en nuestro caso, significa dos gustos diferentes.

Fijarse en la variedad de uva, en la bodega donde se ha elaborado, mirar el tiempo de crianza, el tipo de maceración… está claro que todo ello cuenta, pero para unos aprendices del vino, como somos nosotros, escoger el vino en función de todos estos elementos puede resultar más bien un quebradero de cabeza.

Así que hemos llegado a la conclusión de que, hasta que no tengamos algo más de rodaje en este mundo, iremos experimentando con vinos que nos hayan llamado la atención por cualquier razón.

Y está claro que lo que nos llamó la atención de este Somontano fue su nombre. Compramos este Cojón de Gato (¡cómo suena!) en nuestra pasada estancia por tierras oscenses. Una vez catado, decir que ahora ya no sólo nos llama la atención por el nombre; en la cena que lo sacamos resultó agradar a todos y éramos unos cuantos..

Gracias a él he descubierto que en España existe una uva con un nombre más que original: cojón de gato. Según he podido leer en la página de facebook dedicada a este vino, esta uva se llama también botón de gato o pito de gato. Pero me he quedado con una duda: ¿!porqué se llama así!?!?!?!?!

Fotografía realizada con la cámara Panasonic Lumix DMC-FZ45.

About the author

Arantxa Ruano

Me apasiona hablar de comida. Aunque en realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más…
Arantxa Ruano

1 Comentario

  1. Sorokin
    mayo 27, 2011, 12:42 am

    No sé copmo estará el vino, pero el nombre es buenísimo. Yo ya estoy harto de nombres pretenciosos como “señorío” de lo que sea, “castillo” de tal y cual. Una finca nunca se ha llamado un “señorío”, y en Francia, el nombre “chateau” está estrictamente reglamentado: solo pueden ser “chateaux” los vinos que se recoltan en el mismo sitio que se procesan y se envejecen. En fin, que ¡viva el cojón de gato!

    Responder a este comentario

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Arantxa

    Soy Arantxi

    Escribo el blog porque me encanta hablar de comida. En realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más,… mi vida gira en torno a la mesa.


Suscribete al blog con su email