Dos Palillos (Barcelona)


Extraordinaria. Así recuerdo nuestra visita al restaurante Dos Palillos de Barcelona. Hace ya más de una año de la experiencia pero no necesito hacer muchos esfuerzos para rememorar aquellas magníficas tres horas en la barra de este restaurante donde se funde la gastronomía asiática con el concepto ‘tapas’. Hace un tiempo que este establecimiento gastronómico lleva consigo una estrella Michelin, pero no fue esto, sino la gran cantidad de buenas referencias de amigos del buen comer, lo que nos llevó a celebrar allí un aniversario.

IMG_0872

Dos Palillos no es un restaurante al uso en cuanto a espacios. Se puede comer en la barra de la entrada o en la barra del comedor principal, que a nosotros nos recordó a una sala de espectáculos. Así es, sin mesas ni camareros. Y ahí está la magia del lugar. Porque cada plato que llega delante de tus ojos se ha vivido antes en directo: viendo cómo fluye entre las manos de los cocineros, recibiendo los aromas de su cocina, y finalmente atendiendo a su emplatado y detallada explicación. Una exhibición culinaria magistralmente estudiada y muy disfrutada para los gastro-vouyers como yo.

Recuerdo con gracia los cubiertos sobre la mesa al inicio del festín: dos palillos que no esperaban solos. Junto a ellos, una cuchara y un cuchillo. Porque en Dos Palillos se comen tapas -japonesas principalmente, sí- pero tapas. Y para disfrutarlas mejor tener los mejores utensilios. No daré detalle de los platillos. Os dejo las imágenes que ya hablan por sí solas. Todos merecieron levantarse y aplaudir. Escogimos el menú festival (el largo de los dos que ofrecen en su carta) y nos pareció muy equilibrado en cuanto a cantidad de pescado-carne-postres, circunstancia que no suele ocurrir en los restaurantes asiáticos generalmente.

Tempura chanquete con shiso ysake con yuzu. Dos Palillos

Tempura de chanquete con shiso, sake y yuzu

Canape de tuétano con cinco especias chinas. Dos Palillos

Canapé de tuétano con cinco especias chinas

Medusa con laio y soja. Hígado de rape. Dos Palillos.

Medusa (¡sí!¡medusa!) y soja. Hígado de rape con shiitake

Unomono con algas y moluscos. Dos Palillos.

Unomono con algas y moluscos

Yamaimo con caviar shiso y dashi

Yamaimo con caviar shiso y dashi

Dumpling con langostino . Dos Palillos.

Dumpling con langostino

Mejillones estilo tailandés. Dos Palillos.

Mejillones estilo tailandés

Chirashi Sushi de centolla. Dos Palillos.

Chirashi Sushi de centolla

Maki de erizo de mar con y sin shiso. Dos Palillos.

Maki de erizo de mar, con y sin shiso

Xiao long bao. Dos Palillos.

Xiao long bao (líquidos y hechos al vapor)

Pato a la brasa con mini melocotón. Dos Palillos.

Pato a la brasa con mini melocotón

Tataki de buey con miso blanco y soja. Dos Palillos.

Tataki de buey con miso blanco y soja

Mini burger japonesa con carne de buey y shiso verde. Dos Palillos.

Mini burger japonesa con carne de buey y shiso verde

Coco thai con plátano caramelizado y curry rojo. Dos Palillos.

Coco thai con plátano caramelizado y curry rojo

Mochi con esencia de naranja. Dos Palillos.

Mochi con esencia de naranja

Ninyo yaki buñuelo de chocolate con jengibre. Dos Palillos.

Ninyo yaki buñuelo de chocolate con jengibre

Granizado japonés con yogur, uva y hielo de yuzu. Dos Palillos

Granizado japonés con yogur, uva y hielo de yuzu

El Riesling y el vino dulce, el líquido que disfrutamos en Dos Palillos.

El Riesling y el vino generoso Chateau Lafitte, el líquido que disfrutamos en Dos Palillos.

Precio (2 personas): 224,10 €. El menú festival por persona costaba en aquel momento 90 euros (no sé si han cambiado las tarifas). Después de la magnífica experiencia, nos dejaremos caer algún mediodía o noche por la barra de la entrada del restaurante, donde parece ser que ofrecen una cocina más informal.

Dos Palillos

Calle Elisabets, 9
08001 Barcelona,

Tel: 93 304 05 13

About the author

Arantxa Ruano Me apasiona hablar de comida. Aunque en realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más... Arantxa Ruano

9 Comentarios

  1. encantadisimo
    agosto 10, 2016, 5:06 am

    Grande Dos Palillos. En la barra de la entrada la cocina no es más informal; es exactamente la misma. Los mismos platillos pero en formato carta y no agrupados en menús. Lo único que es más informal es el espacio.

    Responder a este comentario

  2. Baco y Boca
    agosto 10, 2016, 6:04 am

    Buenísima pinta y buenísimos vinos!

    Responder a este comentario

  3. Juan
    agosto 10, 2016, 10:31 am

    Sorprende mucho ver la elavoracion de los platos delante tuyo y con presentaciones muy sorprendentes, solo por eso vale la pena, pero ademas, (como dice arantxa) es un menu que tiene muchos platos pero no sales empachado!!
    Muy bueno todo!!

    Responder a este comentario

  4. elcoladorchino
    septiembre 6, 2016, 2:31 pm

    Uno de mis mejores amigos fue hace dos meses y confirma totalmente las bondades del lugar. Lo que con estas fotografías que compares, las bondades se me hacen ahora antojos XXL y una visita aún más que necesaria!

    Saludos,

    Albert

    Responder a este comentario

  5. Pepe Grelo
    septiembre 8, 2016, 8:03 pm

    Hará 5 años que fuí y ha cambiado toda la carta salvo esos Xiao long bao que recuerdo como si los hubiera comido ayer, brutales. Me ha encantado verlos de nuevo 🙂
    Yo pasaba por este blog (ya lo guardo en favoritos) buscando respuesta a una pregunta sobre curry (leí que consumes mucho este producto)
    ¿Has visto alguna vez, o has hecho alguna receta donde el curry va en crudo? En una ensalada, en una mayonesa, para sazonar un cuscus ya cocido…
    Es que tengo una discusión con un colega que usa el curry así y para mi gusto (he probado todos esos platos) es un error “académico”, lo digo porque la norma es mezclarlos con un un líquido caliente graso o no y/o con un golpe de tostado… no sé
    ¿Qué opinas?

    Bueno, un saludo

    Responder a este comentario

    • Arantxa Ruano
      septiembre 8, 2016, 8:42 pm

      Hola! Gracias por pasarte por aquí. Yo también soy muy fan de esos xiao long bao. De hecho, pienso volver a por ellos, jeje. Y sí, efectivamente, me encanta el curry y lo he probado de muchas formas. También lo he cocinado en casa y las veces que lo he cocinado en crudo siempre ha pasado por calor porque incluso así lo indican en los pasos del ingrediente. Hay que mezclarlo, calentarlo y luego, si se quiere, enfriarlo.

      Espero verte de nuevo por aquí y que sigas disfrutando del curry 😉

      Responder a este comentario

Trackbacks/Pingbacks

  1. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Extraordinaria. Así recuerdo nuestra visita al restaurante Dos Palillos de Barcelona. Hace ya más de una año de la experiencia pero no necesito hacer muchos esfuerzos para rememorar aquellas magníficas tres horas en la …

    Bitacoras.com - agosto 9, 2016

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Arantxa

    Soy Arantxi

    Escribo el blog porque me encanta hablar de comida. En realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más,… mi vida gira en torno a la mesa.


Suscribete al blog con su email