Marqués de Vitoria Crianza 2004 (DO Rioja)


He de decir que no somos muy dados a los Riojas. Creo que es por el hecho de que tenemos tipificados a estos vinos como vinos clásicos.

Este Marqués de Vitoria Crianza 2004 vino en una de las cestas de Navidad que entraron en casa. Acostumbrados a vinos con más de una variedad de uva, creíamos que éste, elaborado únicamente con tempranillo, nos iba a saber a poco. Y al contrario, resultó un vino suave con aroma principalmente a madera, que entra muy bien en el paladar.

Nos sorprendió. No sabemos si este vino se trata de un Rioja de pies a cabeza pero a nosotros nos agradó. Está claro que tendremos que seguir probando más vinos de esa tierra.

Por cierto, por la internete he encontrado que el precio está sobre unos 7,50 €. Si es así, tiene una excelente relación calidad precio. Para saber más sobre este vino y ver las variedades que tiene esta bodega clica aquí.

About the author

Arantxa Ruano Me apasiona hablar de comida. Aunque en realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más... Arantxa Ruano

3 Comentarios

  1. Manuel
    Enero 1, 2011, 8:18 pm

    Feliz Año!
    Ah! yo tampoco soy muy “riojero”, la verdad.
    Un abrazo

    Responder a este comentario

  2. Sorokin
    Enero 2, 2011, 2:18 pm

    La verdad, yo tampoco soy adicto al Rioja. El tempranillo, en cambio me ha deparado muchos buenos momentos, sobre todo en la variedad “tinta de Toro”.

    En todo caso, Tempranillo, Merlot, Carmenere, Malbec, ¡todos te desean un feliz año 2011!

    Responder a este comentario

  3. Juan
    Enero 10, 2011, 1:00 pm

    Creo que Rioja tiene muy buenos vinos pero también vinos que no nos gustan (no malos..) y a veces pequeñas denominaciones te deparan grandes sorpresas.

    Responder a este comentario

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Arantxa

    Soy Arantxi

    Escribo el blog porque me encanta hablar de comida. En realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más,… mi vida gira en torno a la mesa.


Suscribete al blog con su email