Confitería La Burdalesa (Buenos Aires)


Confitería La Burdalesa
Avenida Santa Fé 4502
Buenos Aires (Argentina)

Buenos Aires nos ha dejado un buen sabor de boca. Sabíamos que nos iba a gustar y sabíamos que su gastronomía no nos iba a defraudar pero la realidad ha superado nuestras expectativas. Son muchas las experiencias gastronómicas vividas allí, pero si hay algo que nos ha sorprendido ha sido la cantidad de confiterías y dulces que nos hemos encontrado por sus calles.

La Burdalesa fue la primera confitería que visitamos y casi me vuelvo loca. Mis ojos y mi cámara de fotos no daban abasto. Creo que nunca antes habíamos visto tanto dulce por metro cuadrado: facturas (nombre genérico utilizado en Argentina para hablar de las masas dulces), bombones, tortas, pan dulce, etc.

Las facturas más conocidas son las medialunas. Con una gran similitud a los mundialmente conocidos croissants, su elaboración es a partir de grasa o manteca con lo que su masa es más esponjosa y grasienta con respecto a los croissants de este lado del charco.

Se nota que la repostería forma parte de la vida de los argentinos. Creo recordar que en ninguna cafetería de Buenos Aires dejamos de ver tortas, tartas o pasteles; siempre había un rinconcito donde uno se encontraba las delicias más dulces del lugar.

A diferencia de nuestras pastelerías, en las confiterías se venden las tartas en porciones. Uno puede darse un caprichito sin la necesidad de llevarse el pastel entero a casa.

Alineación al centro

Esta confitería nos introdujo de golpe en la repostería argentina. En sus vitrinas nos encontramos con otros dulces más pequeñitos como las berlinesas (o borlas de fraile), piononos, cubanitos, buñuelos, etc. Para volverse loco.

De La Burdalesa no salimos con las manos vacías pero dejo en suspense, y para otra publicación, lo que nos llevamos para nuestros estómagos. Como anécdota diré que en el último momento vimos estos enormes bollos que decoraban el escaparate de la calle. Se trata de pan dulce y al igual que sus precursores, los panetones italianos, también se comen durante las fiestas navideñas.

Pido disculpas para los lectores más dulzones por posibles salivaciones durante la lectura de esta publicación 😉

Fotografías realizadas con la cámara Panasonic Lumix DMC-FZ45

About the author

Arantxa Ruano Me apasiona hablar de comida. Aunque en realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más... Arantxa Ruano

7 Comentarios

  1. Claudia Hernández
    Diciembre 5, 2011, 8:54 am

    Guao, tienen una variedad soprendente de dulces.
    Saludos

    Responder a este comentario

  2. juan
    Diciembre 5, 2011, 5:43 pm

    Para mí, que me gusta un dulce mas que a un niño un caramelo, reconozco que en buenos aires disfrute como eso mismo, un niño!!
    Eso si he de puntualizar una cosita, los dulces te pueden encantar pero como por cosas de la vida no te guste el dulce de leche… olvidate 😉 todo lleva dulce de leche!!! je je

    Responder a este comentario

    • Anonymous
      Abril 7, 2012, 2:25 pm

      Puede ser que la gran mayoria tengan dulce de leche, pero tambièn se hacen con crema pastelera, crema chantilly, dulce de membrillo, chocolate o crema de chocolate, crema de manteca y en facturas existe tambièn lo que decimos nosotros tortitas negras que se hacen con azucar negra!!!!!! No te dejes engañar nos gusta el dulce de leche pero tambièn la variedad!!!!! y sè que me estoy olvidando de algunos rellenos màs de tortas, facturas y demàs postres argentinos!!!!

      Responder a este comentario

  3. Sorokin
    Diciembre 5, 2011, 5:44 pm

    No sé si estaba todo tan bueno como se ve en las fotos, pero desde luego, tus fotos son magníficas. Me tengo que retener para no dar un lametón a la pantalla de mi Mac

    Responder a este comentario

  4. Anonymous
    Octubre 5, 2012, 9:28 pm

    El amor por la comida me viene de mi familia, argentinos-españoles de primera ascendencia y de italianos (bisabuelos). Afincados en Valencia desde hace 20 años, tenemos la suerte de contar, desde hace algunos años, con una confiteria en esta ciudad, en la calle jesus, 71. Impresionante. El mono de comer facturas con dulce de leche me lo quito yendo a comprar alli. O si se prefiere se puede tomar en su bonita cafeteria. Muy bueno!

    Responder a este comentario

  5. Darío
    Mayo 8, 2015, 4:51 pm

    No quiero ser mala onda pero hoy cerraron el lugar por escrementos de ratas

    Responder a este comentario

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Arantxa

    Soy Arantxi

    Escribo el blog porque me encanta hablar de comida. En realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más,… mi vida gira en torno a la mesa.


Suscribete al blog con su email