Soy una supermercadicta


Me chiflan los supermercados. Sí, soy una supermercadicta. Me gusta visitarlos cómo el que visita un museo, dar vueltas, conocer sus secciones sobre todo la de alimentación, rodearme de fruta, estarme un rato en la sección de repostería, oler los jamones, estudiar los colores y formas de los lácteos, investigar qué vinos venden… me podría pasar horas en un super, vamos.

Siempre recordaré el día que mi madre me invitó a no acompañar a mi padre a la compra semanal. Fue ya hace unos años cuando yo aun vivía con ellos y mi padre realizaba la compra los viernes por la tarde. Mi vida se limitaba a estudiar y poco más y recuerdo que una de mis liberaciones era salir con mi padre a hacer la compra, así que de vez en cuando lo acompañaba. Pasearme por el supermercado me permitía entretenerme, tener la cabeza ocupada y pasar unos momentos fuera de mi escritorio.

Pero (¡siempre hay un pero!) la historia no es tan sencilla ni bonita. Llegó un día en el que mis padres se percataron de que cuando yo acompañaba a mi padre a comprar, el ticket de caja que traía mi padre venía algo más largo. Sí, lo reconozco, yo no me limitaba a observar únicamente...el carro se llenaba más con mi presencia. “Papá, coge este queso manchego que seguro que está muy bueno”, “Mira papa están de oferta estas pizzas, para cenarlas un día” ” Anda papa compra un poco de este jamón más bueno”, “Cogemos unos boquerones?”. Y mi pobre padre llegaba a casa con unas cuantas bolsas de más y un poco menos de dinero en el bolsillo.

Y es que definitivamente dentro de un supermercado me siento feliz.

P1150002

About the author

Arantxa Ruano Me apasiona hablar de comida. Aunque en realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más... Arantxa Ruano

7 Comentarios

  1. garlutti
    diciembre 6, 2011, 8:04 am

    BUENOOOO …no eres la unica ..yo si puedo …TAMBIEN ME PIERDO …jaja la confiteria de Buenos Airres me ha dejado con la boca abierta … que RIOCO TODO ..yo te invito a unos cupcakes de fondant ..bsssMARIMI

    Responder a este comentario

  2. SERGI
    diciembre 6, 2011, 10:24 am

    Jajaja eso me suena, a mi me vuelven loco los mercados y los supermercados, perderme en estanterias de productos diferentes y querer probarlo todo, cuando vamos a hacer compra obligo a mi mujer a pasar por todos los pasillos, hasta los de comida de animales(y no tenemos) y la pobre se desespera y siempre caen 3 ó 4 cosas diferetnes para picar

    Responder a este comentario

  3. Tiriti
    diciembre 6, 2011, 11:20 am

    Comparto tu pasión por los supermercados, !haber cuando nos prestas a tu padre!, ja,ja…este verano estuve por Francia y vaya diferencia, hasta el super mas sencillo tiene una gran variedad de productos, me volvi loco con la zona de foies. Como decía una canción ….terror en el hipermercado…tralara…no me acuerdo bien.

    Responder a este comentario

  4. La Taula d'en Bernat
    diciembre 6, 2011, 11:35 am

    A mi también me chiflan los lugares donde comprar productos alimenticios, aunque prefiero los mercados. Siempre que viajo procuro visitar algún mercado y me encanta ver los productos de cada país… Y siempre acaba cayendo alguna cosa, claro está…

    Saludos!
    Anna

    Responder a este comentario

  5. Claudia Hernández
    diciembre 7, 2011, 8:59 am

    Pues yo soy igual, cuando viajo trato de no perderme esa experiencia también, si el tiempo me lo permite.
    Saludos

    Responder a este comentario

  6. juan
    diciembre 8, 2011, 1:06 pm

    Cuando uno se va de casa de sus padres en pareja, tiene muchas ilusiones en mente, muchas cosas a realizar, y una de las mayores ilusiones que teníamos arantxi y yo era REALIZAR NUESTRA PRIMERA COMPRA!!

    Aun hoy en día realizar la compra es una de nuestras “obligaciones” mas deseadas!!

    Responder a este comentario

  7. Begoña (Tea on the Moon)
    diciembre 9, 2011, 4:01 pm

    Pues yo también lo confieso…. soy adicta a los supermercados, de aquí y de todas partes!! En los viajes es una visita obligada, como ir a un museo o a callejear…
    Y también recuerdo la primera vez que fuimos a comprar con mi marido… ayyy que recuerdos!!!

    Muchas gracias por pasar por el blog y por tus comentarios Arantxi. Un abrazo

    Responder a este comentario

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Arantxa

    Soy Arantxi

    Escribo el blog porque me encanta hablar de comida. En realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más,… mi vida gira en torno a la mesa.


Suscribete al blog con su email