La Burgueseria (Sant Cugat del Vallès, Barcelona)


Detrás de este restaurante de aires ‘vintage’ se esconde un auténtico templo carnívoro de hamburguesas

¿Habéis hecho alguna vez hamburguesas en casa? Yo, muchas y conseguir que te quede una buena hamburguesas gourmet suculenta-suculenta no resulta fácil. Hay que tener muy presente cada uno de los ingredientes que la conforman -pan, carne, salsa y otros complementos- y jugar con ellos para que cada bocado provoque otro más. En La Burguesería de Sant Cugat lo han conseguido. Visitamos el restaurante hace poco y sus hamburguesas son verdaderamente adictivas.

El local, situado muy cerca del centro del municipio y con una coqueta terraza en su exterior, tiene aires modernos y muy vintages, con mucha madera y colores. Pero lo más interesante se encuentra en su carta. Aunque su oferta gastronómica está más bien dirigida a los devoradores de hamburguesas, hay hueco también para algunos platillos para compartir y picar, ensaladas y tartars.

La parte más carnívora de la carta se divide en dos: steak house y burguesas. Con la primera uno se deleita con un corte de buey de Nebraska, que se puede acompañar con un gratén de calabaza o un parmentier de berenjena ahumada. La segunda, dedicada a esos bocadillos que nos vuelven locos a todos ahora, propone nueve hamburguesas y una especial que se cambia cada semana. Todas elaboradas con buey Black Angus, considerada una de las mejores carnes del mundo. Pero si aún así se quiere una calidad extra en carne, en La Burgueseria ofrecen también esas mismas hamburguesas con Wagyu… ¡carnívoros, por aquí os tenéis que pasar!

Dispuestos a disfrutar – la recomendación de este lugar vino de dos amigos diferentes-, en nuestra visita esperamos nuestro pedido disfrutando con unos smoothies (batidos) recién hechos.

Smoothies de lima y menta y maracuyá.

Smoothies de lima y menta y maracuyá.

Buenas croquetas caseras, buenas patatas fritas y deliciosas costillitas ibéricas lacadas con miel, soja y jengibre.

Buenas croquetas caseras, sencillas patatas fritas y deliciosas costillitas ibéricas lacadas con miel, soja y jengibre.

Hamburguesas

Suculentas hamburguesas La Bota, Dr.Jekyll&Mustard Hyde y La Magna.

Postres de la Burgueseria

Texturas de chocolate y tatín de manza, correctos.

Precio (5 personas): 146,00 euros. Aquel día fuimos cinco personas muy devoradoras y pedimos más de una hamburguesa y más de una bebida por persona, lo que nos llevó a pagar casi 30 euros por cabeza. En La Burgueseria, donde yo recomendaría probar todas y cada una de sus variedades de burger, lo más común es comer por unos 20 euros por persona. Nosotros probamos unas cuatro variedades y a cuál más sabrosa. Volveremos a probar el resto, por supuesto.

La Burgueseria

Plaça Lluís Millet, 10-11
08172 Sant Cugat del Vallès (Barcelona),

Tel: 93 674 27 17

About the author

Arantxa Ruano Me apasiona hablar de comida. Aunque en realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más... Arantxa Ruano

3 Comentarios

  1. Verónica Guijarro
    junio 30, 2014, 9:43 pm

    Para mí un sitio carisimo. Es que lo comparo con el Bacoa y no tiene color, con calidad incluso mejor en Bacoa.
    Además te tardan en servir mucho.
    Yo no creo que vuelva.

    Responder a este comentario

  2. Baco y Boca
    julio 1, 2014, 5:16 am

    La verdad es que todo tiene una pinta buenísima

    Responder a este comentario

  3. César
    julio 2, 2014, 12:58 pm

    Yo, como tu, soy un apasionado de la comida. De toda. He recorrido el mundo comiendo y sin desmerecer a nadie, creo que las hamburguesas de la Burgueseria son unas de las mejores. Las del Bird de Berlín me encantan, pero como las que hacen en la Burgueseria, con calidad, y sobre todo, imaginación y amor, es difícil encontrar!! Muy buen post!!

    Responder a este comentario

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Arantxa

    Soy Arantxi

    Escribo el blog porque me encanta hablar de comida. En realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más,… mi vida gira en torno a la mesa.


Suscribete al blog con su email