Casa Meli (El Prat de Llobregat, Barcelona)


Un bar de tapas donde hay que llevar el estómago preparado para sus croquetas XL, bombas XL y resto de tapas 

Me gusta cuando descubro un restaurante por casualidad. De hecho, toparnos con Casa Meli fue fruto de la mala suerte. Habíamos pensado cenar por El Prat de Llobregat y aquel día nuestro objetivo era visitar otro establecimiento, que resultó no estar abierto. Justo en la calle de al lado, descubrimos este bar de tapas que funciona sin reservas. Menos mal que llegamos pronto, porque, pasando unos breves momentos en su entrada, nos dimos cuenta de que en Casa Meli tienen muchos clientes y movimiento de mesas. Quizás sea esta la razón por la que no nos dejaron entrar en el comedor hasta que no estuviéramos todos los de la mesa. Un dato en contra frente a muchos a su favor, que ahora leeréis.

Aquí no esperen ningún tipo de glamour. Es un bar, con dos zonas: un comedor interior estrecho con mesas a un lado y una gran terraza cubierta, decorada con macetas al estilo andaluz. Su carta sube el colesterol sólo al leerla. Pero se trata de ese colesterol que tanto nos gusta a todos y sobre todo en época estival. Mientras nos decidíamos, vimos volar bandejas de frituras por los alrededores. Nosotros, más clásicos y menos arriesgados -tratándose de la primera visita al lugar-, nos decantamos por probar algunas de las tapas más comunes, que son la mayoría en su amplia carta.

En este tipo de restaurantes siempre es de agradecer que las raciones de los platos sean abundantes. En Casa Meli, esto no se cumple. Sin embargo, en contrapartida, las porciones que componen las tapas resultan extremadamente gigantes. Un dato que hay que tener en cuenta si alguien se sienta en una de sus mesas. Porque las bombas no son individuales; son para cuatro. Porque las croquetas no tienen el tamaño habitual para comer en dos bocados; aquí necesitas al menos cuatro o cinco. Porque los postres -algunos caseros- no es que se puedan compartir; hay que compartir.

Ensaladilla rusa

Ensaladilla rusa, bastante buena.

Bravas

Bravas. Gordas, sabrosas y con abundante y rica salsa. Una de las mejores tapas del lugar.

Bombas

Bombas de carne picantes, muy buenas pero para compartir entre cuatro.

Rabas

Patitas de calamar, muy buenas.

Callos

Callos… demasiado desmigados y aceitosos. Un desacierto.

Croquetas de carne

Croquetas de carne. Compactas, carnosas y para compartir.

Pudín

Pudín casero. De nuevo, para compartir.

Precio (5 personas): 55,60 euros. Tapear por la zona del Baix Llobregat significa salir con el monedero bien contento. Salimos a unos diez euros por cabeza y aunque algún plato resultó mejorable, lo que llegó a la mesa y el ambiente cumplió con los requisitos que marca el buen tapeo: buena cocina y cachondeo 😉

Casa Meli

Calle Indústries, 15
08820 El Prat de Llobregat (Barcelona),

Tel: 93 379 37 13

About the author

Arantxa Ruano

Me apasiona hablar de comida. Aunque en realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más…
Arantxa Ruano

3 Comentarios

  1. olga
    octubre 3, 2014, 5:01 pm

    Todo con super buena pinta, y me parece muy bien de precio, apuntado el sitio sin duda.

    Responder a este comentario

  2. Caterina
    noviembre 18, 2015, 8:04 pm

    Hola curry curry!! Tienes muchísima razón, todo es tamaño XL! La verdad es que es un buen sitio para perderse y que te suba el colesterol! El resumen que has hecho describe realmente el lugar.

    Seguiré cotilleando a ver qué me re omiendas. Un saludo 🙂

    Responder a este comentario

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Arantxa

    Soy Arantxi

    Escribo el blog porque me encanta hablar de comida. En realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más,… mi vida gira en torno a la mesa.


Suscribete al blog con su email