La Xalada (Barcelona)


Un nuevo restaurante del barrio de Sant Antoni que trae tapas de hoy y de siempre hechas con mucho mimo 

Emocionarse con una canción o con una película entra dentro de nuestras costumbres cotidianas. Emocionarse con unas bonitas palabras forma parte de nuestra sensibilidad. Pero emocionarse con un plato hasta el punto de querer levantarse de la mesa para darle un beso al cocinero, no suele ser lo más racional ni lo más habitual. Sin embargo, a veces pasa y a mí me sucedió el martes pasado. Con el objetivo de alargar un poco el verano, decidimos salir a pasear a última hora de la tarde por el barrio de Sant Antoni. Extrañamente no teníamos ningún destino -gastronómico- en nuestras cabezas. El azar, y las buenas vibraciones que emitía el lugar, quiso que fuéramos a parar a La Xalada. Qué bien se portó el destino aquel día con nosotros…

IMG_0190

Nos atrajo su bonita y pequeña terraza que rodea el chaflán de la calle Parlament. Recuerdo que allí antes había un gallego, que nada tiene que ver con el nuevo restaurante. Nos cuentan que abrieron a finales de julio. El interior del local, lleno de detalles y mobiliario vintage, recuerda a un café de antaño. En las mesas no se repite ni un plato. Las paredes y la carta nos cuentan una historia. La historia de como la propietaria del lugar homenajea a su madre con la cocina de La Xalada. Tapas de toda la vida reversionadas, con productos del entorno y elaboradas con el mismo cariño que sienten por la homenajeada. Nos descubren, al rato de estar sentados, que la restauración no les viene de nuevo. Antes llevaban el conocido Bar Mundial del barrio del Born.

En la carta de La Xalada nos topamos con cositas para el vermut (con encurtidos, embutidos y quesos), para picar y xalar (con tapas de toda la vida, pescado y marisco), enxaladas (ensaladas) y la mar xalada (con platillos de larga confección). Se nos cae la baba leyendo las propuestas y nos decantamos por cuatro de ellas, pensando que quizás nuestros estómagos insaciables necesiten algo más. Cuánto nos equivocamos, ¡vaya raciones!

Bravas

Patatas bravas ‘Las xulas’, espectaculares con la piel tostadita y crujiente, un toque de romero y salsa brava de verdad.

Bomba de butifarra del Perol con alioli de manzana.

Bomba de butifarra del Perol con alioli de manzana. Pulida, compacta, sabrosa… otro acierto.

Estrellados de gallina feliz.

Estrellados de gallina feliz con jamón y salsa de trufa. Muy bueno quizás sólo le faltó un poco más de untuosidad al asunto.

Galets rellenos.

Levántense, señores, para recibir este magnífico plato de galets rellenos de rustido de pollo del Empodrà y Torta del casar. Un espectáculo en el paladar.

Flan de turrón

Flan de turrón y bizcocho de naranja. Un sabor dulce y suave a la vez que original con el tinque crujiente de unos piñones.

Precio (2 personas): 50,00 euros con dos cervezas y dos copas de vino. La experiencia alrededor de la mesa resultó sensacional, todo lo que llegó a nuestra boca merecía un comentario positivo. Me temo que, sin embargo, el servicio no está a la altura y en ocasiones abusan de una brusquedad inadecuada. En fin, ténganlo en cuenta si van.

La Xalada

Calle del Parlament, 1
08013 Barcelona,

Tel: 675 040 959

About the author

Arantxa Ruano Me apasiona hablar de comida. Aunque en realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más... Arantxa Ruano

10 Comentarios

  1. Juan
    septiembre 11, 2014, 9:52 pm

    Tremendas las xulas!! Creía que no podían sorprenderme con unas patatas, pero sí, lo hicieron!! Con ese toque a Romero y su piel crujiente..
    Aunque los demás platos no se quedaron atrás!! Aún así nos faltaron por probar cosas, habrá que volver 😉

    Responder a este comentario

  2. Félix Muria
    octubre 4, 2014, 2:36 pm

    Hoy hemos estado de tapeo es La Xalada , y sólo tenemos que decir que estamos sorprendidos por el excelente pica pica desde las Brabas crujientes , la croquetas caseras , lo boquerones y los excelentes Callos , todo bueno con toque especial . Buen servicio y ambiente . volveremos !

    Responder a este comentario

  3. Mònica
    octubre 5, 2014, 7:25 pm

    Hemos celebrado el 79 cumpleaños de mi madre hoy domingo 5 de Octubre.
    Eramos 11 personas , nos ha encantado hemos comido muy muy bién.
    Hemos pedido un surtido variado de tapas: croquetas ,bravas,pescadito
    frito,berberechos ,pan tostado con tomate ,todo estaba delicioso.Luego
    cada uno de nosotros hemos pedido un plato,bacalao ,arroz ,rape .Todo muy
    muy bién cocinado la comida caliente ,muy presentado todo los postres
    deliciosos también. Para repetir y recomendar.

    Responder a este comentario

  4. nereachocolate
    noviembre 23, 2014, 3:04 pm

    Los huevos estrellados riquísimos, el postre que describes buenísimo, el paté de pato con pan de especias nos gustó mucho, como la tapa de pato loco con promoción de birra, los buñuelos de bacalao correctos,el pescadito frito salado e insulso, el tiramisú malo. La camarera negrita, un encanto. Faltaban 3 camareras anoche y fue un caos de equivocaciones con platos y cuenta. A mis amigos les estrellaron dos cervezas y sólo la camarera tuvo un detalle. Pero disfrutamos y hay que darle otra oportunidad.

    Responder a este comentario

  5. Leire
    enero 9, 2015, 9:28 pm

    Hoy hemos estado cenando en la xalada. El lugar es muy bonito, y las tapas muy ricas. Pero el servicio es vergonzoso. Rápido si, pero tan rápido que antes de terminar los platos ya te los retiran; tan rápido que antes de poder pedir un café para dar por concluida la cena te entregan el ticket sin tu antes pedirlo.
    Tan vergonzoso que cuando me he ido a quejar porque no haya podido siquiera pedir el café, me han dicho que mejor me lo tomaba en otro lugar.
    Una lástima , yo no vuelvo, y en estas condicones no lo recomiendo.

    Responder a este comentario

  6. Pepita
    febrero 8, 2015, 7:11 pm

    Fue experiencia más desagradable que he tenido en un restaurante. Se olvidaron de traernos una tapa pero nos la cobraron, y al avisar a la dueña, nos dijo que la deberíamos haber reclamado; a lo que le contestamos que como estaban sirviendo muy lentas las tapas -tardamos casi dos horas en comer- no sabíamos sí se habían olvidado o es que estaba por llegar. Con esto, la dueña se enfadó y nos dijo que “¡habíamos ido a la hora que van todos!” – claro, a la hora de comer- y trataba de convencernos de que el problema era que habíamos pedido demasiados fritos -aún no lo comprendemos-, todo esto con una falta de respeto y una agresividad como no había en mi vida. Sin duda, no volveremos.

    Responder a este comentario

  7. Rocco
    enero 9, 2016, 7:24 pm

    El 19 de diciembre mientras estaba tomando un vermut juntos a unos compañeros para despedirme de ellos antes de un largo viaje me han robado mi nuevo móvil en la terraza de este lugar, Isabel la dueña, al principio se mostró muy atenta y hasta me comentó no preocuparme, si le traía la denuncia me iba a rembolsar a través del seguro del restaurante los 95 euro, el valor del móvil que acababa de comprar y que necesitaba para empezar el viaje a Indochina desde donde estoy escribiendo este triste comentario. Evidentemente hice la denuncia, encontré el ticket de compra y le llevé todo, de nuevo ella me aseguró que aunque el seguro no le rembolsara el valor del móvil robado, para solo 95 euro se comprometía a devolvérmelos, era inaudito que en la terraza de su restaurante pudieran pasar estas cosas, no estamos en el raval decía estamos en C/Parlament! Moral del cuento, dos días después de mi salida al sureste asiático recibí una sorprendente email en la que Isabel se lavó completamente las manos y hasta me indicó a mí como responsable del robo para no cuidar mis pertinencias (el ladrón robó mi móvil desde el bolsillo de la chaqueta que colgaba a la silla en la que estaba sentado)! Intenté recordarle su actitud inicial, ósea el compromiso que tomó conmigo pero ella pasó completamente de mi, hasta bloqueó mi wazup hacia ella. Reputo muy grave su incorrecto comportamiento creo que me estabas tomando el pelo, desde luego se rellenó la boca de tantas buenas palabras para parecerse guay adelante de mi y de mis amigos y una vez que me piré a Asia cambió su conducta, de verdad una excelente anfitriona! Así que ya sabéis ojos a los ladrones que andan por allí y cuidado con la dueña, una autentica mentirosa! ¡¡¡Aaah y los vermut podéis ir a tomarlos en el raval por lo menos allí los dueños son auténticos!!!

    Responder a este comentario

  8. MC
    julio 8, 2016, 8:49 pm

    apreciada Arantxi,
    Hacia tiempo que hablabamos de tu blog, y que queriamos probar una de tus recomendaciones. Somos muy gastronomos, y en busqueda permanente de nuevos restaurantes que nos sorprendan, y en este caso has acertado, pero no exactamente en el sentido positivo.

    Para dar un poco de credibilidad, a la dura critica por venir, decir que no solo somos sibaritas, sino que tenemos un solido bagage de gastronomia, desde escuela de cocina, hasta sociedad gastronomica….en fin, no es cuestion de fardar de conocimientos, sino fundamentar criticas, asi que….vamos al grano!

    Sencillamente pedimos 4 platos:
    Tabla de quesos: plano y aburrido, nada sorprendente, pocos sabores y hasta el idazabal era decepcionante. No hubiera desentonado, en el lineal del supermercado de confianza.

    Patatas Xulas: de chulas solo tenian el nombre, solo eran patatas enteras herbidas, y fritas en ultima instancia con una triste salsa brava. ni mas ni menos. Nada del otro mundo.

    Estrellados de gallina feliz : Aqui no me voy a enrollar, sencillamente fueron los peores huevos rotos que he comido en mi vida, ni en el mas infame bar de carretera comi semejante m….
    Y eso que pedimos que nos cambiaran el plato, dado que el primero llevaba huevos tan hechos, que no se derritia ni una pizca de yema, al romper los huevos. Sin hablar de las patatas, mas secas que la mojama.
    Es un autentico insulto a la felicidad de la gallinas.

    Galets rellenos rellenos de rustido : El unico plato bueno de los 4, lastima que no hayamos hecho fotos, dado que comparado con las tuyas, el nuestro no tenia nada que ver. Se ha sutituido la tota del Casar se ha sustituido por un ligero espolvoreado de parmesano. Pero el plato seguia siendo rico.

    Conclusion, una autentica decepcion, nos dio la impresion de un sitio que basa su oferta sobre un local bonito, con un ambiente de bistrot parisino, pero que no tienen ni papa de cocina autentica, un quiero y no puedo, no volvere aunque me lo paguen.
    Si puedo dar un consejo, no vayan bajo ningun concepto a gastar su dinero en este local si buscan “buen comer”, el precio es acorde a las pretenciones, nada al triste resultado.

    Responder a este comentario

    • Arantxa Ruano
      julio 11, 2016, 1:53 pm

      Agradezco tu comentario Mat, porque creo que la experiencia que viví yo queda muy alejada -en tiempo también- de las que estoy recogiendo como comentarios en el blog. Lo más probable es que haya bajado la calidad en servicio y en cocina tras haberlo visitado yo. No he vuelto a ir pero por la cantidad de respuestas recibidas en este post me temo que tenéis razón. Gracias por pasarte y espero que no me lo tengáis en cuenta y sigáis leyendo el blog 😉

      Responder a este comentario

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Arantxa

    Soy Arantxi

    Escribo el blog porque me encanta hablar de comida. En realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más,… mi vida gira en torno a la mesa.


Suscribete al blog con su email