Vicus Restaurant (Pals, Girona)


Un restaurante imprescindible en la Costa Brava donde disfrutar de su gastronomía sin quemarte el bolsillo

Pisar la Costa Brava y no disfrutar de su gastronomía tendría que considerarse delito. Sus paisajes, sus playas, su riqueza histórica y cultural son de total admiración pero para mí LA excusa para pisar suelo costabravense está en sus platos. Primavera resulta la estación ideal para visitar esta zona, porque el sol te acompaña mientras que las aglomeraciones no, pero en verano es cuando más bonitas están sus playas. A nosotros la Costa Brava nos recibió un bonito fin de semana en el que no solo pisamos arena de playa sino el suelo del restaurante Vicus en Pals, pendiente en nuestra extensa lista de “lugares donde pegar algún mordisco” tras recibir buenas referencias de él.

Tras dejar nuestro coche en el aparcamiento exterior, compartido con el del Hostal Barris que aloja el restaurante, y ser advertidos por un hombre de que allí solo se aparcaba si se tenía reserva en el restaurante, aterrizamos en el salón de Vicus Restaurant. Nos recibió una amable chica y un elegante comedor, en el que se detectaba que allí antiguamente se habían manejado manjares y vinos – a través de un mueble bar y una antigua nevera de madera que muchos querríamos heredar y tener en nuestra despensa-. Lleno a tope, algo que siempre nos hace pensar positivamente y en “qué bien que hayamos reservado”. No imaginéis este restaurante cerca de la playa, porque la arena le queda más bien lejos, pero su gastronomía tampoco necesita ese complemento como vais a ver.

Aceitunas rellenas de anchoas de L'Escala (Vicus Restaurant)

Aperitivo: aceitunas rellenas de anchoas de L’Escala. Esto es literalmente “rellena de anchoa”.

La carta de Vicus se nos mostró muy apetecible pero el precio y el contenido de su menú de arroz -aperitivo, primer plato, arroz y postre con pan y complementos por 31,50 euros– nos atrajo aún más. Nos habían advertido que los arroces eran uno de sus platos fuertes y a por ello fuimos. A mí se me antojaron unas croquetas de longaniza y pedimos que por favor nos las sirvieran antes del arroz. Vaya acierto, un relleno curioso y lleno de sabor, una forma y un rebozado perfectos y unas salsas que funcionaban bien como acompañantes en la “fiesta” de este plato.

El menú nos pareció excepcional salvo en la cocción del grano del arroz. Antes de cuestionar el plato preguntamos si era normal que llegara incluso a crujir, si era marca de la casa o si ese tipo de arroz se cocinaba de esa forma. Nos respondieron que efectivamente el punto al que se servía era ese aunque a nosotros nos pareció demasiado poco hecho (y arriesgado). Quizás aquel día le faltaron un par de minutos de cocción, pero el sabor era incuestionable y el par de piezas (cigalas) que le acompañaban eran de escándalo.

Gazpacho de melocotón con anchoas de L'Escala y queso fresco (Vicus Restaurant).

Gazpacho de melocotón con anchoas de L’Escala y queso fresco. Delicado y armonioso aún y todos sus tropezones.

Croquetas de longaniza de Can Japot (Vicus Restaurant)

Croquetas de longaniza de Can Japot. Perfección.

Arròs sec d'escamarlans (Vicus Restaurant).

Arròs sec d’escamarlans. Servido todo pelado y con buenas piezas sobre él.

Tiramisú (Vicus Restaurant).

Tiramisú, elaborado con texturas inusuales en el postre original. Muy bueno.

Cafés y petit fours en Vicus Restaurant.

Muy buen café (tendría que ser así siempre en este nivel de restaurantes) y petit fours.

La cuenta de nuestra experiencia en Vicus Restaurant no superó los 80 euros para dos personas, con dos menús, un plato extra y un par de copas de vino. El menú de arroz se ofrece, según su página, todos los mediodías y tiene un más que adecuado precio de 31,50 euros.

Nos pareció que el nivel de los platos y el servicio estaba a la altura de algunos que hemos probado con una estrella Michelin. Una cocina que demuestra además la riqueza culinaria de la Costa Brava y alrededores (anchoas de L’Escala, arroz de Pals, longaniza de Olot, cigalas…). En conclusión, un buen lugar donde hacer una parada y comer para disfrutar de la de gastronomía de Girona.

Vicus Restaurant

calle Enginyer Algarra, 51
17256 Pals (Girona),

Tel: 972 63 60 88

About the author

Arantxa Ruano Me apasiona hablar de comida. Aunque en realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más... Arantxa Ruano

2 Comentarios

  1. Srta Efímera
    Agosto 30, 2015, 6:57 am

    Felicidades por el blog!

    Responder a este comentario

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Arantxa

    Soy Arantxi

    Escribo el blog porque me encanta hablar de comida. En realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más,… mi vida gira en torno a la mesa.


Suscribete al blog con su email