Salsa de tomate casera


En verano somos unos consumidores natos de tomate. Por suerte, la familia es propietaria de un huerto que, aunque es pequeño, da los mejores tomates del mundo mundial. Este año la variedad cosechada era una especie de Kumato mediano muy sabroso. A principios de junio teníamos la cocina llena de tomates. Un panorama rojo muy bonito que nos obligó a comer ensaladas de todo tipo con esta hortaliza como protagonista. Después de gastar la combinación de tomate, mozzarella y albahaca con aceite de oliva, decidimos que con tanto tomate teníamos que hacer salsa casera con ellos.

Estuve buscando recetas y mirando libros y al final me adapté un poco a nuestro gusto y al resto de ingredientes que teníamos en la despensa. El resultado fue una salsa casera de tomate dulce y color naranja. Os recomiendo que alguna vez en la vida probéis a hacer vuestra propia salsa de tomate al gusto. Cuando uno acaba de cocinarla y la pone en el bote, se enorgullece de sí mismo.

Salsa de tomate casera

Receta de salsa de tomate casera

Ingredientes:

1 kg de tomates frescos
1 1/2 zanahorias
1 cebolla grande
1 cucharadita de azúcar
2 hojas de laurel
2 tallos de albahaca
aceite de oliva
pimienta recién molida

Elaboración:

  1. Picamos las zanahorias en cubos y las sofreímos a fuego bajo.
  2. Al momento, picamos la cebolla bien pequeña y la añadimos directamente al fuego junto a la zanahoria.
  3. Dejamos que todo se poche hasta que la cebolla empiece a coger color dorado.
  4. Partimos los tomates por la mitad y los añadimos a la olla anterior junto a las hierbas y un poco de pimienta negra molida.
  5. Dejamos todo a fuego bajo durante aproximadamente media hora (si fuera necesario, tapamos).
  6. Hacia el final de la cocción, añadimos la cucharadita de azúcar.
  7. Se tritura todo el conjunto y se añade al bote de conserva seguidamente.
  8. Se tapa bien y se da la vuelta al bote. Dejamos hasta que se enfríe (es una técnica para que se conserve un poco más en el bote).

About the author

Arantxa Ruano Me apasiona hablar de comida. Aunque en realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más... Arantxa Ruano

1 Comentario

  1. Moni y Rosa Mari
    septiembre 11, 2013, 6:03 pm

    Muy bueno, nunca le habría puesto zanahoria a la salsa de tomate, pero sí orégano y azúcar moreno.

    Responder a este comentario

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Arantxa

    Soy Arantxi

    Escribo el blog porque me encanta hablar de comida. En realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más,… mi vida gira en torno a la mesa.


Suscribete al blog con su email