Via Veneto (Barcelona)


El restaurante Via Veneto es el clásico de los clásicos en Barcelona. Su cristalera decorada con unas estrambóticas cortinas muestran desde el exterior el tradicionalismo que el comensal se puede encontrar dentro. Un guardarropía con su correspondiente señor encorbatado te recibe nada más entrar y te hace sentir como si de repente retrocedieras 30 años en el tiempo. La familia Monje dirige este restaurante que lleva desde 1967 en Barcelona. Clasicismo en su decoración y clasicismo en sus platos. Camareros engalanados con pajarita y traje te reciben en el espectacular salón.

Siempre me había causado mucha curiosidad este restaurante y hasta hace pocos meses no he tenido la ocasión de pisar sus majestuosas instalaciones. Aunque a primera vista su estética te devuelva a tiempos pasados y haga sentirte fuera de lugar, es muy interesante conocer su gastronomía de una estrella Michelin con platos imposibles de degustar en otros lugares. El espectáculo junto a la mesa del comensal está servido. El clásico plato de Pato a la Presse, receta del siglo XIX, se acaba de montar frente a la mesa mostrando cómo la prensa extrae el caldo del plato y se sirve. Un auténtico espectáculo en Via Veneto. Otra de las especialidades de este lugar es la naranja como postre. ¡Cualquiera diría que detrás de una simple naranja puede haber tanto jugo!

Merece también una atención especial su bodega. Tuvimos la oportunidad de bajar a las catatumbas de este restaurante y tocar (¡sólo tocar, que no catar!) algunas de las maravillas vinícolas: cavas, champagnes y vinos que valen más de lo que está escrito.

Este fue el menú de nuestra visita:

1

APERITIVOS: Nuestras patatas bravas. Croquetas de “garotes”. Tejas de parmesano con anchoas. Cocktail. Excelentes los panes servidos durante el menú.

2

PRIMEROS: Steak tartar. Ravioli chino relleno de gamba con su caldo Dashi. Mosaico de foie, espárragos trigueros y trufa negra.

3

SEGUNDOS: ‘Petit Poulet’ de bresse relleno de foie y trufa, trinchado en sala y servido en dos servicios y formas.

4

PREPOSTRE Y POSTRES: Quesos. Nuestro Irish Coffee. Naranja y petit fours.

El precio del menú, con maridaje de vinos incluido, subió a 80€ por persona. Personalmente los aperitivos no me resultaron a la altura del precio y del restaurante en general. Los primeros estuvieron fantásticos (aún recuerdo el delicado caldo de dashi y la finísima combinación entre el foie y los espárragos); los segundos no llegaron a convencer en mesa y el postre, Irish Coffee, para mí, rozó la excelencia. Una cena, tal como se ve, con altibajos. En el momento de nuestra visita, en los fogones mandaba el chef Carles Tejedor. Hace pocos meses se incorporó uno nuevo. Habrá que ver cómo resulta el cambio y su evolución. De Via Veneto me quedo, sobre todo, con el espectáculo.

Via Veneto

Ganduxer, 10
08021 Barcelona,

Tel: 93 200 72 44

About the author

Arantxa Ruano Me apasiona hablar de comida. Aunque en realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más... Arantxa Ruano

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Arantxa

    Soy Arantxi

    Escribo el blog porque me encanta hablar de comida. En realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más,… mi vida gira en torno a la mesa.


Suscribete al blog con su email