Desayuno en Yurbban (Barcelona)


Sin prejuicios, disfrutar de la primera comida del día en un hotel de tu ciudad puede ser una maravillosa aventura

Hacer de turista en tu propia ciudad es una práctica que no deberíamos desaprovechar. Cuando lo haces te das cuenta de lo poco que conoces tu entorno. Además, si consigues meterte completamente en el papel de un extraño sin prejuicios en tu urbe, lo más probable es que descubras agradables lugares donde nunca antes habrías puesto el pie dentro. Así que os propongo que un día cojáis vuestra mochila de Dora la Exploradora y salgáis de casa con ojos inocentes (pero cautos, que ya sabemos que sino nos timan). Quizás volváis con alguna interesante experiencia en la maleta.

Parte de este experimento puede pasar por desayunar en un hotel, una práctica a la que nos vemos obligados cuando salimos de casa. Y, ¿por qué no lo hacemos en nuestra propia ciudad? Sí, puede parecer un capricho. Sin embargo, podemos cambiar el chip un poco e invertir ese dinero que pensábamos gastar para una comida fuera de casa. Así habremos engañado a nuestra mente y bolsillo que sólo piensan en alegrar el estómago plácidamente al mediodía y por la noche.

Salón de desayunos de Hotel Yurbban (Barcelona).

Salón de desayunos de Hotel Yurbban (Barcelona).

Para abordar esta deliciosa experiencia matutina, el nuevo hotel Yurbban en Barcelona cumple con todos los requisitos. Su ubicación nos permite disfrutar de un paseo por el barrio del Born, su deliciosa oferta gastronómica se adapta a nuestros paladares mediterráneos y su agradable salón permite una desconexión difícil de alcanzar en casa. Sin embargo, me quedo con un detalle de la experiencia que vivimos allí un sábado por la mañana: sus grandes y redondas mesas hacen posible desayunar junto a un periódico abierto.

El desayuno de Yurbban está pensado para hacer disfrutar a todo aquel que tenga morro fino de buena mañana. Producto catalán de proximidad y platos de cuchara y tenedor como los que nos prepararía nuestra abuela en casa. Los turistas entienden de esta forma -y con alguna otra indicación como la de untar el tomate en el pan- cómo desayunamos en este lado del mundo. Un buffet adaptado a la vida moderna con zumos de fruta antiresaca, antiantioxidante, energético y depurativo. Los que somos de meterle al cuerpo pan y embutido de buena mañana nos podemos volver locos en Yurbban con sus tres variedades de fuet de Aiguafreda, sus quesos, butifarras y pan de coca del Forn Boix.

Zumos de fruta en el desayuno de Yurbban.

Zumos de fruta en el desayuno de Yurbban.

Fuet, ensaimada y yogures del desayuno.

Fuet, ensaimada y yogures del desayuno.

Para los que necesitan meterse azúcar a primera hora, les alegrará saber que la mesa de desayunos dispone también de una gran ensaimada, bizcocho, carquinyolis, cereales y mermeladas de elaboración artesanal de Sant Pol de Mar. Los platos de cuchara y tenedor hay que pedirlos por separado (aunque están incluidos en el precio). Nosotros probamos unas sartenes individuales de seques amb butifarra que bien merecen ya la visita a este lugar.

Quizás lo que no estuvo a la altura de lo demás fue el café. Nosotros preferimos un buen café que venga de las manos expertas de un barista que no el resultado de nuestras propias y patosas manos y una máquina dispensadora de café. El único detalle que se puede pasar por alto si tienes en cuenta todo lo que te propone para desayunar Yurbban por un precio de 14 euros por persona.

Desayuno completo en Yurbban.

Desayuno completo en Yurbban.

Seques con butifarra.

La gustosa sartén de seques con butifarra.

Yurbban Hotel

Calle Trafalgar, 30
08010 Barcelona,

Tel: 93 268 07 27

About the author

Arantxa Ruano Me apasiona hablar de comida. Aunque en realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más... Arantxa Ruano

6 Comentarios

  1. Juan
    mayo 4, 2015, 11:58 am

    Si con un simple bocadillo ya nos gastamos 5€ (aprox) como podemos decir que no a este buffet!! Y siendo producto de calidad no lo que te dan en ciertos sitios…
    Añadir algo, a los extranjeros a parte de a untar el pan con tomate, se les deberia enseñar a cortar el queso!! Que destrozos por dios!!!

    Responder a este comentario

  2. Nerea
    mayo 6, 2015, 4:22 pm

    ¡Qué buen sitio para visitar y aconsejar! Tengo un amigo que todos los domingos se va a un NH de Vitoria a desayunar. Sin duda este lugar le encantaría.

    Estoy de acuerdo con lo que dices sobre el café. En los hoteles en los que he estado recientemente cuesta encontrar buen café. ¿Para qué están los cursos de barista en hostelería?

    ¿Conoces el Hotel Praktik y su panadería Baluard?

    Responder a este comentario

  3. Mireia
    mayo 9, 2015, 1:37 pm

    Nunca e había planteado hacer turismo por BCN pero si que soy consciente de la cantidad de cosas que me pierdo por no hacer un poco de guiri y visitar todos sus huecos, pero con el ritmo de vida que llevamos es casi imposible parar a disfrutar… Qué rico desayuno, la verdad es que es para plantearse ir a disfrutar uno o dos días en algún buen hotel de la ciudad, conocerla desde cero y sin nuestros prejuicios!

    Responder a este comentario

  4. Mar
    octubre 28, 2015, 12:57 pm

    Tienes que alojarte en el hotel para poder disfrutar del desayuno? El precio 14 euros es por buffet libre? si es así, no me parece excesivo en absoluto

    Responder a este comentario

    • Arantxa Ruano
      noviembre 1, 2015, 8:39 pm

      Hola Mar!

      Para disfrutar del desayuno no hace falta ser huésped (al menos cuando fui yo era así). Y sí, era buffet libre de zumos, cafés, dulces, embutidos, tortilla, empanada… muchísima variedad y encima rico 😉

      Responder a este comentario

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Arantxa

    Soy Arantxi

    Escribo el blog porque me encanta hablar de comida. En realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más,… mi vida gira en torno a la mesa.


Suscribete al blog con su email