Restaurante Parpalló (Valencia)


¿Cuántos kilómetros sois capaces de hacer para ir a comer a un restaurante? Yo no tengo un límite. Puedo programar un viaje en avión simplemente para poder llegar a comer en un restaurante. Con eso lo digo todo. Y en coche, más de lo mismo. En realidad, nuestros viajes están planeados ya desde un principio para visitar ciertos establecimientos gastronómicos y nunca nos planteamos el tema de los kilómetros. El desplazarse para comer no supone ningún problema en nuestro caso. Siempre que sepamos que detrás de ese esfuerzo va a haber una cierta satisfacción..

Por eso cuando supimos de la existencia de Parpalló, un recóndito bar-restaurante ubicado en el municipio de La Drova (Valencia), no dudamos ni un momento en desviarnos de nuestro camino y hacer unos 30 kilómetros más para llegar hasta él. Unas cuantas guías gastronómicas de la zona y alguna recomendación particular nos indicaban que allí íbamos a comer una muy buena paella valenciana. A mí personalmente me apasiona desplazarme a lugares un poco difíciles de encontrar, escondidos y alejados de la ciudad donde lo más probable es que te encuentres comiendo acompañado únicamente de lugareños y poco más. Y ni digo lo que esto lo agradece el restaurante.

Desde fuera el restaurante se asemeja a un bar de carretera de los de antes. Pocas indicaciones más que un cartel que señala la entrada al aparcamiento. “Aquí se tiene que comer realmente bien”, pensamos mientras el olor a paella nos guía hacia la puerta. Nos recibe su propietaria, Julia Donet. Comedor casi lleno. Paellas van, paellas vienen. De todos los tamaños. Nos sentamos y sin darnos cuenta tenemos sobre la mesa un plato de ensalada y otro con empanadillas. “Aquí todo el mundo come lo mismo”, pensamos. Y efectivamente, todos los demás tienen lo mismo. El menú en Parpalló se compone de ensalada verde, empanadillas, paella y postre.

P1150420_wm

Ensalada verde tradicional, para dos personas.

P1150423_wm

Empanadillas de tomate, guisantes y acelgas, ¡para besar a la cocinera!

P1150432_wm

Paella con pollo, alcachofas, judía verde y albóndigas.

P1150437_wm

Tarta de naranja. Casera-casera, hecha con cáscara de naranja.

En Parpalló nos encontramos con una cocina de tradición. La dueña nos explicó que las recetas de todo lo que allí se elabora han pasado de padres a hijos, incluyendo la de la magnífica paella. Un sustancioso arroz que nuestras papilas gustativas valoraron de excelente. Un grano de esa paella tenía más sabor que muchas otras paellas -enteras- que hayamos probado. Ayudaban a ello el pollo, la alcachofa, la judía verde y las albóndigas (¡con canela!) que llevaba el plato.

Precio (2 personas): 47,00€. Este importe corresponde a los dos menús más dos refrescos, un agua y un café. ¡Qué bien hicimos desviándonos del camino para comer en Parpalló!

Restaurante Parpalló

Av. Lluís Pericot, 50
46758 La Drova (Valencia),

Tel: 962 807 229

About the author

Arantxa Ruano Me apasiona hablar de comida. Aunque en realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más... Arantxa Ruano

6 Comentarios

  1. Julia Donet Rubiella
    Noviembre 21, 2013, 10:27 am

    La Drova 21-noviembre-2.013

    ¡HOLA!y muy agradecida Aranxa:

    Me ha encantado tu artículo del restaurante Parpalló.
    No recuerdo el dia que vinísteis.
    Lo que sí que estoy convencida es que,clientes así, son estupendos.
    Tal vez tengas la oportunidad de volver,espero y deseo te identifiques.
    Te escribiré.

    Responder a este comentario

  2. Carlos
    Agosto 15, 2014, 9:13 am

    El restaurante tiene unas paellas de lujo y las empanadillas buenísimas.
    Gracias por el artículo.

    Responder a este comentario

Trackbacks/Pingbacks

  1. […] Restaurante Parpalló (Valencia) […]

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Arantxa

    Soy Arantxi

    Escribo el blog porque me encanta hablar de comida. En realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más,… mi vida gira en torno a la mesa.


Suscribete al blog con su email