Delicias Kosher (Barcelona)


Tengo una espinita clavada en mi corazón, o mejor dicho en mi estómago, porque me marché de Nueva York sin haber probado la auténtica cocina kosher cuando allí hubiese sido un lugar ideal donde probarla. La cocina kosher es la cocina de los judíos. Su religión, como muchas otras en este mundo, define los  alimentos que se pueden ingerir, las formas de cocinar y hasta la forma de servir los platos.

A grandes rasgos, en esta cultura gastronómica está prohibido el cerdo, el marisco y, en algunos casos, la leche o su mezcla con otros alimentos. En cualquier caso, se trata de una gastronomía diferente a la nuestra y a una panza inquieta como la mía no se le podía resistir.

Bendito el momento en el que supe que existía un restaurante kosher en Barcelona, bendito. Un milisegundo tardé en proponerlo como cena de grupo para un evento en el que nos íbamos a reunir varios gastrolocos alrededor de una mesa. Delicias Kosher lleva un año por la ciudad y, al parecer ocupa el lugar de una antigua brasería que iluminó toda la esquina del local con luces de neón. Las mismas luces que nos hicieron dudar antes de entrar.

Con previsión, les habíamos sugerido que nos preparan un menú de grupo con el que pudiéramos entender de verdad su cocina. El local no dice nada, pero ver al dueño, con la característica kipá en la cabeza, revolotear alrededor de la mesa y guiar a sus empleados nos hizo intuir que no íbamos a salir con hambre. Los entrantes, un festival. Los segundos, desapercibidos excepto alguna estrella. Los postres, sin leche.

Pan de pita

Pan de pita

Jalá, pan judío tradicional.

Aperitivo: Garbanzos, patata y coliflor frita.

Ensalada taboulé.

Cigarre de cebolla y carne

Falafel

Humus, el mejor que he comido en Barcelona.

Babaganoush, crema de berenjenas.

Brochetas de pollo y cordero, hamburguesas caseras y Shnitzel (impecable este último).

Salmón a la plancha con verduras y patatas.

Bombones de cacao con sésamo y almendra.

Bombones de cacao con sésamo y almendra.

Pastel de chocolate

Pastel de chocolate

Precio por persona: 32,25€. El precio del menú de grupo era originalmente de 25€ por comensal pero entre las trece personas que éramos tomamos cinco botellas de vino, todas ellas de origen kosher, naturalmente: Adar 2005, JP Cheney, Ricoh Alto, Peraj Pardes.

La comida llegó a nuestras bocas pero el concepto de cocina kosher se quedó en los platos. No hubiese estado de más que, tratándose de otra cultura gastronómica bastante diferente a la nuestra, se nos hubiera explicitado de alguna forma. Dos palabras, dos explicaciones hubiesen bastado. La sensación final habría estado mejor.

Delicias Kosher

Calle Santaló, 125
08021 Barcelona,

Tel: 93 201 09 04

About the author

Arantxa Ruano Me apasiona hablar de comida. Aunque en realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más... Arantxa Ruano

9 Comentarios

  1. Cesc Castro
    Enero 18, 2013, 8:47 am

    No és l’únic restaurant kosher a Barcelona: Kosher Club, al carrer Diputació, 294.
    També hi ha l’espai jueu al carrer Sant Honorat, on s’hi pot comprar el magnífic La Flor del flor de primavera, de Capçanes.
    Una pregunta:
    I per què no vau demanar les explicacions?

    Responder a este comentario

    • Arantxa Ruano
      Enero 18, 2013, 9:57 am

      Hola Cesc! Justo ayer me enteré del nuevo kosher Diputación pero por lo que vi en su carta es otro estilo muy diferente.
      Y sí, sí que pedimos las explicaciones pero fueron bastante escuetas.

      Responder a este comentario

  2. Núria
    Enero 18, 2013, 11:17 am

    Lo desconocía…oye me lo apunto así comoel que dice Cesc…tiene todo muy buen aspecto…besos

    Responder a este comentario

  3. Sorokin
    Enero 18, 2013, 12:04 pm

    Me fascina el tema “kosher” y su origen. Es increíble que en pleno siglo XXI se tengan que seguir las reglas que establece el Levítico. Pensaba que el tema se reducía a que los animales “kosher” fueran ejecutados de acuerdo con un cierto procedimiento (cortarles el gañote de un solo tajo, etc etc), pero después de leer tu entrada he ido a la Wikipedia, y desde luego es mucho más amplio. En fin, cada uno se complica la vida como quiere.

    Saludotes

    Responder a este comentario

  4. Esteban
    Mayo 31, 2013, 12:12 pm

    No os lo perdais!!! Comer en el Kosher Club, el que comentais está en la calle Diputació 294, es una experiencia gastronómica buena-buena-buena y las luces no os moletarán, todo lo contrario, es un ambiente estupendoluminoso

    Responder a este comentario

  5. alfred
    Diciembre 8, 2013, 11:59 am

    Hola Aranxa!

    Quiero comprar leche de vaca sin pasteurizar. Recien ordeñada mejor. En mi presencia mejor todavia. Pago lo que haga falta. 30€ el litro?

    Alfred

    Responder a este comentario

    • Arantxa Ruano
      Diciembre 16, 2013, 7:23 pm

      Hola Alfred, yo no soy muy entendida en el tema pero sé que por la zona de Vic (o Calldetenes) hay sitios donde se puede comprar ese tipo de leche. Depende de donde vivas, también han abierto una tienda en la av. Barcelona de Hospitalet.

      Espero haberte ayudado.

      Responder a este comentario

  6. José Manuel
    Noviembre 7, 2014, 5:05 pm

    Hola Arantxa,
    Gracias por tu blog. No hay una gastronomía “casher” como tal. El cashrut son unos preceptos que dictan lo que un judío religioso puede o no puede comer, aunque somos muchos los judíos que hoy en día no observamos dichas reglas. Seguimos disfrutando, por otro lado, de la rica gastronomía judía que es muy variada según el país de origen de la comunidad. La comida judía en Italia, por ejemplo, es bastante distinta a la que encuentras en Turquía, Marruecos, Rusia o incluso Irán, siempre influenciada por el país de origen, pero adaptada a ciertas fiestas judías y, tradicionalmente, a las reglas del cashrut.

    Aquí te mando uno de mis platos favoritos, en este caso de la gastronomía judeoespañola (sefardita). Descendientes de los judíos expulsados de España por la inquisición han seguido manteniendo esta y otras recetas en Estambul, Salónica, Sarajevo o Jerusalén.
    http://persucar-hipa.blogspot.de/2014/09/almodrote-de-calabacines.html
    Saludos,
    José Manuel

    Responder a este comentario

  7. david
    Febrero 27, 2015, 10:31 am

    no es mas kosher asse un ano

    Responder a este comentario

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Arantxa

    Soy Arantxi

    Escribo el blog porque me encanta hablar de comida. En realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más,… mi vida gira en torno a la mesa.


Suscribete al blog con su email