Nubes (marshmallows)


Me gusta mucho comer pero no tengo especial afición por los caramelos. Soy más bien de las que se compran bolsas de patatas y deja de lado al chocolate o los dulces. En cambio, me he dado cuenta de hay un caramelo que me transporta a mi infancia y que me sorprende cada vez que llega a mi boca. Hablo de las nubes (en inglés, marshmallows). En el último viaje a Londres pudimos probarlas en un mercado y me sorprendió el juego que tienen con los sabores. Ahora, meses más tarde, he podido comprobar de primera mano lo fácil que es hacerlas y con ello hacer feliz a alguien que sea de dulces.

Quizás lo más complicado de esta receta es encontrar el azúcar invertido y las pulpas de fruta para hacer los diferentes sabores. Ambos se pueden encontrar en tiendas especializadas como Guzmán Gastronomía. En el caso de querer hacerlo todo en casa, la pulpa concentrada se puede hacer exprimiendo fruta y haciendo un preparado con la misma pasado por calor con azúcar.

Nubes

Receta de nubes (marshmallows)

Ingredientes:

225g azúcar
70g agua
70g azúcar invertido
100g azúcar invertido
11 hojas de gelatina

Elaboración:

  1. Cocer el agua con el azúcar y los 70g de azúcar invertido, calentado previamente en el microondas, a unos 110 grados.
  2. Volcar en un bol de batidora encima de la gelatina hidratada y escurrida y el azúcar invertido restante.
  3. Batir y entibiar. Añadir el sabor hacia el final.
  4. Extender en forma de marco y enfriar.
  5. Cortar y espolvorear con azúcar glass.

About the author

Arantxa Ruano

Me apasiona hablar de comida. Aunque en realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más…
Arantxa Ruano

1 Comentario

  1. rocío
    julio 8, 2013, 7:10 pm

    pero qué pintazaaa!! de no parar!!

    Responder a este comentario

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Arantxa

    Soy Arantxi

    Escribo el blog porque me encanta hablar de comida. En realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más,… mi vida gira en torno a la mesa.


Suscribete al blog con su email