Se acercan nubes..


Recuerdo que de pequeña las nubes eran de las chuches que menos me gustaban. Cuando en alguna fiesta de cumpleaños regalaban las típicas bolsas llenas de chucherias, yo me las comía todas a excepción de esas nubes rosas y blancas que se acababan quedando pegajosas en la bolsa. Pero así como yo era anti-nube, recuerdo que también había gente que se hinchaba a ellas.

Además parece que las nubes no vuelven locos sólo a los niños. Estoy segura que más de un adulto se escapa de vez en cuando a una tienda de caramelos a por nubes… Y la gran noticia para ellos es que las nubes están de moda. Mi bola mágica del futuro (y mi reciente viaje a Londres) me dice que las nubes están a punto de aterrizar en nuestro país.

 

Paseando por el mercado de Portobello nos encontramos con una paradita de venta de nubes, unas nubes que, por su forma cuadrada, tenían pinta de ser completamente artesanales. Como la curiosidad nos come (nunca mejor dicho) decidimos probar.

Entre todos los sabores escogimos la nube de jengibre exótico.. ¡buenísima! Nada que ver con las industriales nubes cilíndricas que yo recordaba de mi infancia. Nada de nada. Esponjosidad máxima con un sabor dulce pero fino.

Con esta nueva moda, las nubes hechas en casa ya asoman por los blogs de recetas. Ahora espero ansiosa a ver cómo nacen tiendecitas de nubes por nuestros alrededores para poder hacer otra cata 😉

 

About the author

Arantxa Ruano Me apasiona hablar de comida. Aunque en realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más... Arantxa Ruano

16 Comentarios

  1. Neus. La meva Barcelona.
    junio 13, 2012, 7:52 am

    Yo ya he probado nubes artesanales 🙂 y muy buenas! Mi compañera de trabajo tiene un blog Y sigo en la cocina: http://ysigoenlacocina.blogspot.com.es/2011/07/nubes-de-fresas.html
    Qué pija en Portobello!!! madre mia jajaja.
    Un beso!

    Responder a este comentario

  2. Sorokin
    junio 13, 2012, 11:39 am

    La verdad es que yo no sé lo que son las nubes. ¿Tiene algo que ver con el famoso “lukum”-Turkish delight- turco?. Ustedes me perdonaréis mi incultura, pero yo no soy muy de dulce.

    Responder a este comentario

    • Arantxi
      junio 16, 2012, 10:28 pm

      Sorokin, yo tampoco soy muy dulce la verdad. Y ahora soyyo la que dice queno sabe lo que eseso del Turkush delight.. Estamosempate pues! Las nubes al final no es más que un dulce esponjoso que normalmente es decolor rosa.

      Responder a este comentario

  3. Olga
    junio 13, 2012, 1:15 pm

    Que chulo, voy a ver el blog que dice Neus , y mejor que no las pruebe Sorokin, es un vicio.

    Responder a este comentario

  4. Food And Travel By Mer
    junio 13, 2012, 3:20 pm

    guau!!! que rico y lindos!!!
    me encantaron!
    un beso
    Mer

    Responder a este comentario

  5. Claudia Hernández
    junio 13, 2012, 5:54 pm

    Leí esta estupenda noticia en el blog de Viena, y que bien que me la confirmas porque soy una loca por las nubes, no sé si esta moda convenga a mi dieta, pero lo que es verdad es que convendrá a mi adicción por esas cosas dulces y levemente pegajosas.
    Saludos

    Responder a este comentario

  6. Delikat Essences
    junio 15, 2012, 7:16 am

    Lo que estos londinenses no pongan de moda! Tiene pinta eso de Borough Market…

    Responder a este comentario

  7. Nerea
    junio 15, 2012, 4:25 pm

    Yo también las comía de pequeña y les llamábamos jamones, no sé por qué.

    Las he probado artesanas en Barcelona. Muy buenas. Pero como adelantas, Arantxi, se pondrán de moda las tiendas de nubes. O las que combinen nubes, cupcakes, etc.

    En inglés se llaman mashmallows, Sorokin.

    Responder a este comentario

  8. Sorokin
    junio 16, 2012, 10:45 am

    Ahhhhh Gracias, Nerea. Pues mira tú por donde, detesto los marshmallows. Para comer eso prefiero lo que llaman los franceses “barbapapa”, o sea en castellano, “algodón en rama”.

    Responder a este comentario

    • Arantxi
      junio 16, 2012, 10:31 pm

      Sorokin, yo no soporto las típicas nubes prefabricadas de bolsa pero estas artesanales me sorprendieron. Eso sí para comer una y poco más!

      Responder a este comentario

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Arantxa

    Soy Arantxi

    Escribo el blog porque me encanta hablar de comida. En realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más,… mi vida gira en torno a la mesa.


Suscribete al blog con su email