Hale and Hearty (Nueva York)


Seguramente todavía sea muy pronto para cantar victoria pero parece que los americanos están empezando a cambiar sus hábitos alimenticios. Quizás sea culpa de la moda por la cocina vegana o vegetariana, pero parece que ahora ya no cuesta tanto encontrar lugares con comida sana por Nueva York. Después de hablaros de Hummus Place, ahora le toca el turno a Hale and Hearty, una cadena de restaurantes que invade las calles de Manhattan.

Panel para elegir la ensalada.

Podríamos decir que Hale and Hearty es un fastfood de comida sana. Tú entras allí, te pones en la cola y eliges lo que deseas comer mirando a las pizarras. Lo que debería ser tarea fácil, se complica cuando te dan a elegir entre tres tipos de lechuga, cuatro ingredientes principales, trece ingredientes secundarios y diecisiete tipos de aliño. Esto es lo que se llama confeccionarse su propia ensalada.

Nos quedamos asombrados con la rapidez con la que nos sirvieron y sobre todo con la efectividad de las personas detrás de la barra. La mezcla de la ensalada te la prepara uno de ellos pero rápidamente se la pasa a otro que es el encargado de preguntarte que si la quieres cortada y mezclada o no. Un detallazo.

Con un servicio muy eficiente.

He de reconocer que si hubiese sido por mí yo no hubiese entrado en el local de Hale and Hearty pero vi a mi marido con muchas ganas de probarlo y nos aventuramos a ello. Creía que me iba a encontrar un fastfood de mala calidad e insano (aunque se tratara de ensaladas y sopas) pero nos encontramos con producto fresco y poco prefabricado.

El resultado final de la ensalada, servida en un bol plástico para llevar si se quiere, es bueno y más si se pide cortada y mezclada con el aliño. De la sopa no pude encontrar ni una sola pista que me dijera que era de bote. Después de una semana en Nueva York, la ensalada y la sopa nos supieron a gloria.

Ensalada de mezclum de lechugas, croutons, pollo entre otros ingredientes.

Sopa de pollo y verduras.

Precio: menos de 10 dólares por persona. Un fastfood de comida sana totalmente recomendable para turistas que necesitan relajar el estómago, alimentarse de verde o calentarse con una buena sopa.

Hale and Hearty
New York,
www.haleandhearty.com

About the author

Arantxa Ruano Me apasiona hablar de comida. Aunque en realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más... Arantxa Ruano

4 Comentarios

  1. starbase
    diciembre 20, 2012, 6:03 am

    Me alegra, porque cuando yo fui de low cost a NY tuve que tirar de hamburguesas y perritos cosa mala… 😀

    Responder a este comentario

  2. Hola! Gourmet
    diciembre 20, 2012, 9:42 am

    La ensalada tiene muy buena pinta.Un saludo desde la tienda de productos Gourmet que seduce los sentidos: Productos de alimentación
    Os invitamos a seguirnos en las redes sociales:
    Twitter: http://bit.ly/PLjW2l
    Youtube: http://bit.ly/Xl58PG
    Facebook: http://on.fb.me/PXMJ7s

    ¡Os seguimos!

    Responder a este comentario

  3. Neus. La meva Barcelona.
    diciembre 20, 2012, 4:40 pm

    Con lo mal que comí yo Arantxa! tenías que haber ido antes que yo! jajaja.
    Petó!

    Responder a este comentario

  4. Delikat Essences
    diciembre 23, 2012, 10:37 am

    En Estados Unidos en lo que a comida saludable se refiere hay muchas diferencias entre este / oeste. En el otro lado, en la costa californiana son punteros, por encima de Europa, en todo lo que a vegan e incluso comida raw se refiere. Tengo amigos véganos en Londres que miran con ojos de deseo todo lo que allí al otro lado del charco se cuece, y se quejan que a Reino Unido aún llegan pocas cosas. No en vano los famosos supermercados ecológicos-biológicos Whole Foods de UK fueron comprados por la empresa americana Fresh & Wild.

    Un abrazo

    Responder a este comentario

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Arantxa

    Soy Arantxi

    Escribo el blog porque me encanta hablar de comida. En realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más,… mi vida gira en torno a la mesa.


Suscribete al blog con su email