Peggy Sue’s American Dinner (Barcelona)


Hay días en los que a uno le apetece comer guarrindonguerías. Pero si el sitio donde vas a comer tiene un estilismo años cincuenta, con tonos rosados hasta en la nevera, una barra donde te encantaría desayunar cada día escuchando la canción Hotel California de los Eagles y hasta diferentes tipos de salsa ketchup, creo que ya no estamos hablando de guarrindonguerías sino de un restaurante de hamburguesas.

Peggy Sue es como se llama y es que el nombre le viene que ni al pelo al sitio. Con mi incultura musical he tenido que consultar a la famosa Wikipedia para saber que se trata de la mítica canción de rock and roll de Buddy Holly. Y esto es otra de las lindeces del lugar. Las mesas que están apoyadas en la pared disponen de una mini gramola que funciona con monedas y uno puede elegir qué escuchar (eso sí, música acorde al lugar, no tienen reggaeton :P).

Y dejando de lado la escenografía del lugar, hablemos de su comida. Las hamburguesas son auténticamente auténticas, con carne que sabe a carne, hecha al punto, con cebolla suculenta, con bollos de pan bien crujientes (pan hecho a la cerveza Guiness, según su carta).. Sí, grasa cien por cien, americano cien por cien.

Hamburguesa Peggy Sue. Con cebolla, pepinillo picado dulce y picante, ketchup y mostaza. La hamburguesa más sencilla de la carta pero en mi opinión, si la carne es buena, con la cebolla y el pepinillo es más que suficiente para disfrutar. Estoy segura que todos aquellos que quitan el pepinillo en las hamburguesas del McDonald’s, aquí no se lo quitarían.

Hamburguesa Mary Lou. Con cebolla, una salsa sorprendentemente ligera de queso azul, bacon y mostaza. Buenísima también.

Cheese Fries. Patatas con una salsa de queso bien espesa. Las patatas fueron el único plato que no entusiasmó, estaban un poco blanditas.

Cesar Salad. Como nos gusta mucho la ensalada César la pedimos para compartir y probarla. Con trocitos bien pequeños de bacon y poquita salsa, la ensalada estuvo bastante bien.

Brownie. Peggy Sue tiene una carta de postres más extensa que la de hamburguesas, donde no faltan por supuesto los famosos pasteles americanos como el Carrot Cake o las tortitas. Nosotros nos decantamos por un Brownie que vino bien regado de chocolate. Se notaba que era casero, como pone en la carta.

Batido de fresas con fresas. No pude resistirme, no podía salir de aquel lugar sin probar un batido. Muy bueno y servido con el típico vaso de batido de antaño.

Precio (2 personas): 36,30€. Incluyendo dos refrescos. Sí, un poco caro para tratarse de una hamburguesería pero hay que tener en cuenta que nosotros pedimos mucha comida, que con sólo las hamburguesas y un plato para compartir es más que suficiente.
Lo malo del local es que no es muy grande, no reservan y ahora está muy concurrido. Para ir a cenar o bien hay que ir muy pronto o hay que esperar a que te den mesa. Nosotros aprovechamos un mediodía y pudimos sentarnos rápidamente. Otra alternativa muy sugerente puede ser ir a merendar. Nosotros seguro que repetimos.

Peggy Sue’s American Dinner

Travesera de Gràcia, 35
08021 Barcelona,

Tel: 93 414 25 20

About the author

Arantxa Ruano Me apasiona hablar de comida. Aunque en realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más... Arantxa Ruano

9 Comentarios

  1. encantadisimo
    septiembre 12, 2011, 5:09 am

    Muy atractivo.

    Responder a este comentario

  2. Claudia Hernández
    septiembre 12, 2011, 7:46 am

    No soy mucho de estas comidas pero a veces apecete, sí. Se ve muy chulo.
    Saludos

    Responder a este comentario

  3. Fran
    septiembre 12, 2011, 1:34 pm

    Me gusta el concepto. A ver si traen a Málaga uno de estos que tengo ganas de probarlo!!!
    Eso sí, algo caro para ser una hamburguesería…
    Saludos

    Responder a este comentario

  4. Romescaire
    septiembre 13, 2011, 5:27 pm

    Tiene todo un aspecto muy yanki, jejeje la camarera era alta rubia y cin trenzas?? jejeje un beso wapísima!
    Oye Arantxi!! ya que conoces tantos sitios wapos por BCN y alrededores podías montar una kedada de bloguers y así nos vemos el rostro!!
    Que me dices!!

    Responder a este comentario

  5. Arantxi
    septiembre 13, 2011, 8:49 pm

    @encantadisimo: que tú me digas que es atractivo es muy bueno!
    @Claudia: yo sí que soy de hamburguesas pero de estas y no de las guarrindongas 😉
    @Fran: yo creo que lleven donde lleven este restaurante triunfa, incluso en la USA!
    @Romescaire: ummm más bien nos atendió un chico delgadito con poco pelo 😛 y lo de la gastroquedada no me lo digas dos veces, pero es que yo no sé si yo como organizadora tendría mucho éxito!

    Responder a este comentario

  6. J. Muñoz
    noviembre 13, 2011, 11:32 pm

    Si fuese sólo un poco más barato…ganaría mucho, la comida está riquísima pero muy escasa para lo que se paga

    Responder a este comentario

  7. Anonymous
    noviembre 14, 2011, 3:04 pm

    fuimos el sábado pasado, y no volveré jamás.
    los camareros más antipáticos de esta ciudad, no se salvaba ni uno…. la luz demasiado fuerte en la parte de atrás, y la música no te dejaba hablar….
    un fiasco! no lo recomiendo a nadie!!!!!!!!!!!!

    Responder a este comentario

  8. Arantxi
    noviembre 14, 2011, 11:10 pm

    @J. Muñoz: es verdad, no es una hamburguesería barata pero para ir alguna vez y probar una hamburguesería diferente merece la pena.
    @Anónimo: A nosotros no nos ocurrió nada parecido el día que estuvimos, nos atendió un chico muy majo y pudimos charlar bien sin que nos molestara la música. Si bien es cierto que los sábados y días de fiesta los restaurantes y bares cambian porque se ven desbordados en ocasiones.

    Responder a este comentario

  9. Anonymous
    noviembre 9, 2012, 6:56 pm

    el peor brownie q he probado en mi vida.no se lo recomiendo a nadies estaba crudo y aceitoso.

    Responder a este comentario

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Arantxa

    Soy Arantxi

    Escribo el blog porque me encanta hablar de comida. En realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más,… mi vida gira en torno a la mesa.


Suscribete al blog con su email