Un menú muy especial (y nupcial)


Seguramente sea uno de los menús más especiales en nuestras vidas. Lo recordaremos toda la vida, desde como nació hasta como lo disfrutamos en nuestro día. Primero realizamos una visita al restaurante Temporada de Barcelona ciudad. Como tuvimos una muy buena experiencia, acabamos decidiendo que contrataríamos el catering del Grupo Paradís, al cual pertenece el restaurante, para nuestra celebración de amor. Sí, sé que suena cursi, pero es que soy de la opinión de que boda suena ya un poco anticuado. Ahora se lleva celebrar que hay, y habrá, amor en nuestras vidas.

La prueba de menú tuvo lugar en el Temporada también, junto a nuestros padres. Disfrutamos taaaaaanto y comimos taaaaaanto. Probamos tres platos diferentes para cada una de las partes del menú: primero, segundo, prepostre y postre. Incluyendo una pequeña degustación de los aperitivos. Nos gustó tanto que incluso llegamos a dudar si el día de nuestra celebración de amor la calidad iba a ser la misma. Y llegado el día, no nos fallaron. He aquí unos ejemplos del aperitivo:

Tempura de verduras con pesto.

Piruleta de morcilla con manzana.

Pincho de tomate cherry y mozarella.

Dicen que el día que uno se casa, no se disfruta de la comida. Dicen, porque yo ya me aseguré yo de poder hacerlo aquel día. Empezando porque ese día tuvimos una bandeja exclusivamente para nosotros, y sólo para nosotros, con un mix de los aperitivos. Una chica del servicio nos acompañaba allá donde íbamos con la bandejita y así mientras íbamos hablando con nuestros invitados, íbamos picoteando. Sí, señor.

Adictos nosotros a la cocina japonesa, decidimos que aquel día no debía faltar lo que tanto nos gusta y nos hace disfrutar. Así que pusimos a disposición de nuestros invitados y paladares una barra de comida japonesa con makis, sashimi, niguiris, uramakis, etc.

Buffet japonés.

Nuestro menú, a mi entender, fue sencillo a la par que ideal. Elegimos unos platos que resultaran agradables a la vista, sin ingredientes que pudieran provocar confusiones, sin condimentos especiales ni nada parecido. Un menú al alcance de cualquier paladar. No queríamos que nadie se quedara sin difrutar de los platos elegidos.

Ensalada de salmón ahumado con frutas frescas y espárragos trigueros.

Meloso de ternera braseada con salsa de setas y risotto de Bulgur.

Estofado de piña colada con helado de coco.

Pirámide de chocolate con cookie y salsa de café.

El final de fiesta.

Y después vino la fiesta, ¡qué fiesta! Un menú para no olvidar.

About the author

Arantxa Ruano Me apasiona hablar de comida. Aunque en realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más... Arantxa Ruano

2 Comentarios

  1. starbase
    Febrero 11, 2011, 7:47 am

    Caram, quina entrada tan maca -i no parlo del menú-.

    Moltes felicitats!! 🙂

    Responder a este comentario

  2. Viena
    Febrero 13, 2011, 11:45 pm

    Enhorabuena, parece que tuvimos boda. Un besazo grande.

    Responder a este comentario

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Arantxa

    Soy Arantxi

    Escribo el blog porque me encanta hablar de comida. En realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más,… mi vida gira en torno a la mesa.


Suscribete al blog con su email