Wok and Bol (Barcelona)


Un restaurante sencillo de la ciudad condal donde se disfruta de una buena cocina china tradicional, con dim sum y pato como especialidades

Qué sorpresa me llevé paseando una noche por Barcelona. Entusiasta yo de la cocina oriental y de sus saquitos al vapor, me topé con la puerta del restaurante Wok & Bol en la calle Diputació. Estaba cerrado -eran altas horas de la noche- pero una pareja de muñequitos de tela en su escaparate y su nombre, Wok & Bol, me permitieron intuir que aquel lugar tenía que visitarlo. Un reencuentro entre amigos fue la excusa perfecta para pisar el suelo y comer en las mesas de este restaurante de cocina oriental. Acertamos de lleno, por su comida y por su amplio local, ideal para comidas y cenas para grupos.

Comedor de Wok & Bol.

Comedor de Wok & Bol.

Por lo que he leído, resulta que Wok & Bol es bastante conocido en la ciudad condal. Ello se entiende si tenemos en cuenta que el restaurante, regentado por una pareja formada por una catalana y un chino, lleva funcionando desde los años 90. De ahí los muñequitos de la entrada de su sencillo local, que representan a este especial tándem formado por Marta y Chiang Yi. Como siempre acostumbro a hacer, consulté la carta desde casa antes de acudir. Me entusiasmó ver que disponen de platos como el Huo-Guo (una fondue china), que hay que pedir por encargo, Chaw-Mien (fideos de pasta fresca) o dim sums de “mil formas y colores”.

En estos sitios merece la pena pararse un rato a releer la carta. Conoces algunos nombres que vuelves a ver en otros restaurantes a los que ya vas con la lección aprendida. Wok & Bol es también un buen lugar donde acudir en grupo. Aunque no todos los platos son adecuados para compartir, merece la pena vivir aquí una experiencia gastronómica diferente -con platos que quizás no sepas qué contienen- entre muchos; es más divertido. Eso hicimos nosotros pidiéndonos un variado de pasta, carne, verdura y sushi y repitiendo las raciones de dim sim (saquitos), una de sus especialidades (servidas al vapor, a la plancha o fritos). Sí, también ofrecen makis, aunque no es uno de sus fuertes.

Una cocina ligera, de sabores sutiles, ideal para cenas y los amantes de la verdura y el vapor:

Chaw-mien (fideos) y verduras del tiempo salteadas.

Platos de dim sum, al vapor, a la plancha o fritos.

Platos de dim sum, al vapor, a la plancha o fritos.

Pollo frito con sésamo, muy bueno.

Pollo frito con sésamo, muy bueno.

Makis de salmón.

Makis de salmón.

Los postres de Wok & Bol son obra y arte de Marta, la propietaria y pareja del cocinero Chiang Yi. Con este dulce y agradable final nos demostraron que forman un buen tándem y que una cocina catalano-china es posible. Recomiendo dejar un hueco para poder degustar alguna de sus sugerencias.

Postres, artesanales con 'aires' catalanes.

Postres, artesanales con ‘aires’ catalanes.

Aquella noche salimos a 25 euros por cabeza, pero hay que tener en cuenta que pedimos mucha cantidad y sobradas bebidas, lo que encareció la cuenta final. Los precios de los platos en la carta rondan entre los seis y nueve euros, a excepción del pato (que según he leído es otra de sus especialidades) que supone unos 20 euros. Para los que os haya curioseado este restaurante, os recomiendo hacer una prueba relámpago con su menú de mediodía de 12 euros. Un único inconveniente, en el servicio: su atención es un poco tosca.

Wok & Bol

calle Diputació, 294
08009 Barcelona,

Tel: 93 302 76 75

About the author

Arantxa Ruano

Me apasiona hablar de comida. Aunque en realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más…
Arantxa Ruano

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Arantxa

    Soy Arantxi

    Escribo el blog porque me encanta hablar de comida. En realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más,… mi vida gira en torno a la mesa.


Suscribete al blog con su email