Migas con pan duro


Me entusiasman los platos del ayer. Siento que son platos que tienen una larga historia detrás y que merecen un gran respeto. Muchos de ellos nacieron consecuencia de la necesidad y el hambre y eso aún los hace más respetables. Pero, ¿os habéis parado a pensar cuán de listos fueron nuestros antecesores creando platos con muy poco y que alimentaran tanto?

Junto a la sopa de ajo, las migas es de los platos hechos con pan duro que más me gustan. La primera vez que las probé fue en Granada y desde entonces siempre he ido buscando dónde poder comerlas en mis alrededores. Desistiendo de que algún restaurante de Barcelona las sirva, abuelo y padre de mi querido compañero de batallas han satisfecho más de una vez mi capricho miguero.

Pero eso ya pertenece al pasado. Bastó ver el pan duro que acumulábamos día tras día en la cocina para animarnos a hacer las migas nosotros mismos. No es fácil pero tampoco muy difícil; el ingrediente más importante es la paciencia.

Receta de migas con pan duro

Ingredientes:

1 barra de pan duro
4 cs de aceite de oliva
150 gr de tocino blanco (manteca de cerdo)
50gr de chorizo
2 dientes de ajo
uvas al gusto

Elaboración:

  1. Troceamos el pan duro y le añadimos agua hasta que veamos que esté todo bien empapado. Dejamos reposar una media horita tapado en un bol para que se absorba todo el agua. Tiene que quedar todo blando, que se pueda desmigar con los dedos fácilmente y sin trozos de pan duro.
  2. Picamos bien el ajo y añadimos a una sartén con las cucharadas de aceite y el tocino blanco y el chorizo, ambos en dados. Cuando comience a dorarse el ajo lo apartamos del fuego y colamos el aceite.
  3. Comprobamos que el pan esté correcto y desmenuzamos sobre la misma sartén con una cucharada del aceite anterior a fuego medio. Removeremos sin romper la miga, dando vueltas a la masa todo el rato. Añadiremos el aceite poco a poco a medida que vayamos viendo que las migas van cogiendo forma.
  4. A mitad de este último proceso, a los 7-8 minutos, incorporamos el ajo, tocino y chorizo a la sartén. Seguiremos removiendo hasta aproximadamente pasados otros 7-8 minutos o hasta que veamos que se han creado migas bien pequeñas. ¡Paciencia!
  5. Lavar y cortar las uvas. Servir las migas con ellas por encima.

About the author

Arantxa Ruano Me apasiona hablar de comida. Aunque en realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más... Arantxa Ruano

2 Comentarios

  1. Sorokin
    marzo 1, 2013, 2:55 pm

    Ahhhhh, qué plato fabuloso. Las hacía mi abuela, las hacía mi madre y las he intentado hacer yo. La miga tiene que quedar “rulera”, suelta, y no como una gacha que es lo que me ha pasado a mí cuando lo he intentado. Debe ser que no vale cualquier pan. Eso sí, mi gente no les ponía chorizo. Simplemente aceite de oliva, una cabeza de ajo (sin picar) y una ñora (mi madre le ponía ñoras a todo).

    Responder a este comentario

    • Arantxa Ruano
      marzo 29, 2013, 9:43 pm

      Cómo que las has intentado? Seguro qué las haces bien! Te diré que el pan con el que las hice no tenía nada de especial, era más bien del malo y congelado pero separando la corteza pudimos hacerlas perfectamente 😉

      Responder a este comentario

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Arantxa

    Soy Arantxi

    Escribo el blog porque me encanta hablar de comida. En realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más,… mi vida gira en torno a la mesa.


Suscribete al blog con su email