Tortilla de patatas con manzana


Hace ya tiempo que rondaba por mi cabeza la idea de cocinar una tortilla de patatas con algo de manzana. Siendo sincera diré que probé una vez una similar en el Racó d’en Toni pero aquella llevaba además beicon y costaba diferenciar el toque de la manzana.
Mi maridito y yo nos metimos el otro día en la cocina y mientras sus manos se dedicaron a las patatas, las mías se dedicaron a las manzanas. La idea era añadir unos trocitos de manzana a la típica tortilla de patatas; unos trocitos de manzana como los que lleva la tarta tatin. Ahí va la receta:
Tortilla de patatas con cebolla y manzana:
6 patatas grandes
2 manzanas grandes
1 cebolla
4 huevos
2 cda de azúcar
aceite de oliva
Cortamos las patatas para hacer la tortilla de patatas como siempre. Las limpiamos y las ponemos en una sartén con abundante aceite para ir preparándolas para la tortilla. De mientras, pelamos las manzanas y las cortamos en cachos de igual tamaño que las patatas anteriores. Ponemos en una sartén un par de cucharadas de azúcar y dejamos a fuego lento para que se caramelice (esto podemos modificarlo en función de lo dulce que queramos la manzana). Cuando empiece a estar líquido añadimos los trozos de manzana dejándolo todavía a fuego lento. Lo dejaremos hasta que veamos que los trocitos están blandos pero no se desmoronan completamente, aproximadamente unos 10-15 min.

Mezclamos con las patatas bien cocidas y previamente coladas para quitarle el exceso de aceite. Incorporamos toda la mezcla a una sartén antiadherente con un poco de aceite de oliva a fuego moderado y añadimos los huevos batidos. Dejamos que se haga y le damos la vuelta a la tortilla con la ayuda de la tapa de la sartén. Dejamos en el fuego hasta que veamos que está bien hecha.

Retirar y dejar enfriar un poco antes de servir.

El resultado de añadir manzana caramelizada a la tortilla de patatas es muy bueno, sobre todo si uno es amante de los contrastes. Quedó una tortilla dulce-salada que al día siguiente, estando fría, mejoró.

About the author

Arantxa Ruano Me apasiona hablar de comida. Aunque en realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más... Arantxa Ruano

4 Comentarios

  1. Claudia Hernández
    Enero 31, 2012, 12:27 pm

    Amí todo lo que sea darle un toque dulce a lo que es salado, me encanta. Estupenda y sana idea.
    Saludos

    Responder a este comentario

  2. Sorokin
    Enero 31, 2012, 5:11 pm

    ¡Qué barbaridad, Arantxi! ¡Qué ritmo llevas! Iba yo a comentar algo sobre la pizzería de Usuhaia, cuando me encuentro que ya has publicado una nueva entrada. Y con eso, me surge una pregunta: ¿pones las patatas y la manzana en la sartén y luego añades el huevo? ¿revuelves después, o lo dejas así?

    Responder a este comentario

  3. Arantxi
    Enero 31, 2012, 10:19 pm

    Sorokin, tendré que consultar con mi pinche tu duda. Ahora vuelvo 😉

    Responder a este comentario

  4. Arantxi
    Febrero 2, 2012, 5:30 pm

    Sorokin, me comenta mi amigo el “señor pinche” que no mezcla mucho los huevos con las patatas y la manzana, que simplemente los echa batidos ya y lo remueve con la asa de la sartén sin llegar a mezclar con la espátula ni nada.

    Saludines, ya me contarás!

    Responder a este comentario

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Arantxa

    Soy Arantxi

    Escribo el blog porque me encanta hablar de comida. En realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más,… mi vida gira en torno a la mesa.


Suscribete al blog con su email