Taberna La Bola (Madrid)


Visitar Madrid y comer un cocido madrileño como dios manda era una cita pendiente que teníamos. Programamos un fin de semana de este verano para hacer realidad este pequeño sueño y para saber dónde encontrar un buen cocido madrileño consulté a Lila Ortega de Comer con Lila. Ella me sugirió visitar la Taberna La Bola y así hicimos con nuestros amigos.

Fue una pequeña sorpresa que le preparamos a mi maridito porque él, allá donde vamos, siempre anda buscando sitios de platos de cuchara. Adora los potajes, cocidos, guisados, estofados..vamos todo lo que venga de una buena olla.

Taberna La Bola

Curiosamente hace poco salió este restaurante por la televisión. Enseñaron la cocina y su especial y tradicional forma de cocinar los cocidos con puchero de barro individual y al fuego lento de carbón de encina.

Cuando uno se adentra en esta taberna parece que retroceda unos cuantos años. Las mesas y sillas, de madera, están algo juntas pero el personal es amable y atento y uno se siente que está en un lugar auténtico. Pedimos plato único, costumbre ya de la casa porque el cocido madrileño es ya un plato muy completo.

Explicaré cómo nos sirvieron el cocido madrileño paso por paso, para que el siguiente que vaya no se sorprenda de la metodología:

1.- A cada uno de los comensales que se pidió cocido madrileño, les llegó un puchero de barro individual bien calentito. No se come directamente del puchero (como alguien podría llegar a pensar) sino que hay que esperar a recibir los platos hondos.

2.- En un plato hondo se sirven los fideos precocidos. ¡Aún no se come!

3.- El personal, mañoso con el tema, se encarga de verter el caldo del puchero en el mismo plato de la sopa. ¡Todo un arte evitando desastres! Ahora ya se puede comer del plato.

4.- El servicio retira el plato de la sopa y nos quedamos con el plato inferior. Nos sirven el resto del puchero: garbanzos, patatas, chorizo, tocino y carne. Traen además como acompañamiento una salsa de tomate y guindillas para aquel que guste.

En conclusión, el cocido madrileño es un plato dos en uno. Sin lugar a dudas, en la Taberna La Bola se sirven muy buenos cocidos, tanto la sopa como los garbanzos de después fueron muy bien recibidos por los tres comensales que se lo pidieron.

Yo, siguiendo en mi línea de escoger platos atípicos, elegí comer ropa vieja (Lila me lo había recomendado y así hice). Se trata de un plato de carne de morcillo con refrito de pimiento, cebolla, salsa de tomate y garbanzos fritos. Sería lo que llamaríamos comúnmente las sobras del cocido. Me encantó, estaba sabrosísimo sin llegar a ser un sabor pesado ni extremadamente fuerte. Los garbanzos estaban en un punto entre tiernos y crujientes.

Postres:

Buñuelos de manzana con helado. Unos buñuelos enormes algo grasientos pero ricos. En mi opinión, sobran las bolas de helado.

 

Helado de turrón. En un bol de barro llegaron unas enormes bolas de helado de turrón. Ricas también.

Precio (4 personas): 104,90€, salimos a unos 26€/persona teniendo en cuenta que para beber pedimos una botella de vino de la casa que fue un Viña Valoria 2010 DO Rioja. Si tuviera que discrepar en algo sería únicamente en el precio elevado de los postres. Unos postres con menos cantidad y precio más bajo me hubiese parecido más justo.

Por si a alguien le interesa la receta, el restaurante La Taberna La Bola la tiene colgada aquí en su página web.

Taberna La Bola

Calle Bola, 5
28013 Madrid,

Tel: 91 547 69 30

About the author

Arantxa Ruano Me apasiona hablar de comida. Aunque en realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más... Arantxa Ruano

8 Comentarios

  1. vacapaca
    octubre 24, 2011, 8:33 am

    Así da gusto escaparse a Madrid! que rico todo!! tomo nota! Besotes de la Vaca!!

    Responder a este comentario

  2. Sorokin
    octubre 24, 2011, 9:17 am

    Hola Arantxi. La verdad es que en Madrid, yo prefiero Lhardy, la cima del cocido. La Bola no está mal, pero Lhardy es lo de toda la vida.

    Saluditos. ¿Cómo va Buenos Aires?

    Responder a este comentario

  3. Dani / Pintxo
    octubre 25, 2011, 6:19 am

    Uno de los mejores cocidos de Madrid… y ahora me ha dado una gana de ir, que vamos!! Una crónica muy buena de la comida!!

    Saludos

    Responder a este comentario

  4. Arantxi
    octubre 25, 2011, 7:32 pm

    Sorokin: Para la próxima vez probaré el que dices! Apuntado queda! Ahora estamos por la Patagonia, subimos para Buenos Aires el viernes. Un saludín

    Responder a este comentario

  5. Carol
    octubre 26, 2011, 4:55 pm

    Pues fijate, nunca he ido, y eso que vivo en Madrid!! Pero desde luego iré, yo eso no me lo pierdo, con lo que me gusta el cocidito, que justo además publiqué el Lunes la receta!

    Excelente crónica!

    Un besito y feliz semana

    Responder a este comentario

  6. Juan
    octubre 29, 2011, 3:37 pm

    Tengo que agradecer a mi mujer la sorpresa!!
    Fue agradable realmente para los 4 que fuimos pues quedamos muy satisfechos.
    Fue como volver a antaño y comer como ellos lo hacían!!
    Hay que probarlo!!

    Responder a este comentario

  7. Neus
    diciembre 14, 2011, 1:00 pm

    Tengo buenísimo recuerdo de este restaurante. Comimos cocido madrileño y nos pareció de lo más entrañable. Fuera nevaba.
    Qué recuerdo!

    Responder a este comentario

  8. Silvia
    diciembre 14, 2011, 11:08 pm

    EEEoooo Neus,aquí estoy yo para reafirmar todo lo que dices…vamos jamás me olvidaré de este sitio…ese cocido fué brutal y como nevaba….

    Responder a este comentario

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Arantxa

    Soy Arantxi

    Escribo el blog porque me encanta hablar de comida. En realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más,… mi vida gira en torno a la mesa.


Suscribete al blog con su email