Albóndigas de setas


En el mes de Noviembre recibí un regalito gastronómico típico de esas fechas: níscalos cogidos por la zona de Cuenca. Les llamo níscalos y no rovellons porque por aquella zona es como se les llama aunque en el fondo creo que se trata del mismo tipo de seta.

Como esta vez (porque regalitos de este estilo ya he tenido otras veces, véase aquí) no me apetecía cocinarlos con ajito y perejil como tradicionalmente hacemos en nuestra cocina, busqué una receta diferente para experimentar con esta seta. Encontré en este blog llamado Media Hora para Cocinar una receta de albóndigas de setas bastante sencilla.

Los ingredientes necesarios son:

400 gr de setas
1 cebolla grande
3 huevos
1 vaso de caldo de verduras
unos 100 gr de pan (6 rebanadas)
harina
aceite de oliva
orégano
sal
salsa de tomate frito

Transcribo literalmente la receta del blog de Media Hora para Cocinar:

Lavamos a concienza y picamos muy finos los champiñones. Una vez hecho esto es importante secarlos empleando una centrifugadora o colocándolos sobre papel absorbente de cocina. Mientras remojamos el pan en el caldo vegetal para que se ablande. Lo mejor es llenar un plato sopero a medias y colocar el pan encima para que absorba por su mismo el líquido. El pan debe quedar mojado, no “borracho”. Ahora colocamos en un bol los champiñones, el pan, la cebolla bien picada, una cucharadita de sal, una pizca de comino, otra de pimienta y los tres huevos. Amasamos con las manos hasta que todo queda muy bien mezclado. El resultado es una masa un tanto suelta por lo que podemos hacer dos cosas: la primera es “secar” agregando poco a poco harina de galleta de manera que podamos trabajarla sin problemas o bien (recomendado) formar una bola con la ayuda de una cuchara para rápidamente cubrirla de harina y echarla a continuación en abundante aceite de oliva para que quede bien frita.Se sirven generalmente cubiertas de salsa de tomate.


Pequé de no secar bien las setas y me costó bastante hacer las bolitas para que no se me desmoronaran. Por lo demás salieron unas albóndigas muy buenas, diferentes de sabor, yo las llamaría albóndigas vegetarianas. El día que las hicimos tuvimos invitados por la noche y las sacamos como tapa y no quedaron ni una. Buena señal.

About the author

Arantxa Ruano Me apasiona hablar de comida. Aunque en realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más... Arantxa Ruano

4 Comentarios

  1. starbase
    enero 16, 2011, 8:28 am

    Tienes razón, los níscalos son la misma seta que los rovellons. Aunque Petràs nos explicó en la trobada gastrobloc@ire que hay varios tiposde rovelló. No son los mismos al inicio de temporada que al final.

    Así que bueno, lo importante en este caso es saber que hacer con ellos. Y queda claro que en vuestro caso eso no era un problema. Nunca los he comido en este formato albondiguero y me arrepiendo, porque me han apetecido mucho!

    Responder a este comentario

  2. Glo
    enero 17, 2011, 9:33 am

    Deliciosas!!!!

    Saludos!

    Responder a este comentario

  3. Jerez
    enero 20, 2011, 10:51 am

    Para todos los blogueros que estéis este viernes 21 de enero en Madrid y podáis pasar por Fitur, en el stand de Jerez a partir de las 11 de la mañana se entregaran los vinos para la cata en maridaje online con vinos de Jerez. Estáis todos invitados. Más info en http://unjerezparacomerselo.blogspot.com/

    Responder a este comentario

  4. Juan
    enero 24, 2011, 10:36 am

    Reconozco que estaban muy buenas pero tambien he de decir que es uno de los platos mas laboriosos de cocinar, o almenos lo fue para mi (ayudante de cocina/pinche)
    Pero aun asi cocinar no es un trabajo y por muy laborioso que sea disfrutamos haciendolo.

    Responder a este comentario

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Arantxa

    Soy Arantxi

    Escribo el blog porque me encanta hablar de comida. En realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más,… mi vida gira en torno a la mesa.


Suscribete al blog con su email