Migas


Las migas. Ese plato tan típico del sur, tan sencillo y tan difícil de elaborar a la vez. Yo no las he cocinado nunca, siempre las he probado fuera de casa, pero por lo que explican hay que tener paciencia para cocinar unas buenas migas. En teoría se hacen con pan duro, ajo y aceite de oliva. A estos ingredientes se les puede añadir infinidad de ingedientes y en función de ellos nos salen o bien migas saladas (con chorizo, con sardinas, con panceta, etc) o bien dulces (con uva, con chocolate, etc).

Estas nos las pusieron como tapa al pedir unas coca colas en Granada. Estaban buenas pero más bien sosillas para mi gusto. Pero a caballo regalado no le mires el diente, dicen…

Mirando en el Wikipedia he visto que comparan las migas con el cuscús marroquí. Yo no me había percatado de la similitud hasta que no lo he leído, pero es cierto que son muy semblantes los platos, ¿verdad?

About the author

Arantxa Ruano Me apasiona hablar de comida. Aunque en realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más... Arantxa Ruano

8 Comentarios

  1. Viena
    agosto 14, 2010, 3:09 pm

    El curso pasado hicimos unas clases especiales dedicadas a las migas. Las hicimos de pan, como las que explicas, de harina, que son las que se parecen mucho al couscous, las hicimos saladas y dulces, con chocolate y fresas. Una pasada. Muchos alucinaban, porque no las habían hecho nunca, incluso una chica canadiense que tengo de alumna, flipaba con la receta. Más flipó cuando llegó a casa con su cazuela de migas y su pareja estaba encantado, porque él español, sí sabía lo que eran las migas. Eso sí, sudaron la gota gorda, dale que te pego a la sartén y una escampá de migas impresionante jajaja. Incluso se ayudaban unos a otros, vamos un jolgorio.
    Quedó como una de las clases más recordada y con más cariño. Creo que lo de las migas es muy nuestro. Su origen parece ser que está en los pastores, que llevarían para sus recorrido pan, embutidos, etc. Al hacerse duro el pan, se reciclaba de esta forma. Pero otra versión habla efectivamente del couscous como origen y ambas cosas podrían ser ciertas. Prácticamente toda nuestra cocina tradicional, proviene de los árabes, la cocina árabe y los ingredientes americanos, constituyen practicamente toda la alimentación en estos momentos, así que nunca me extraño cuando la información dice que las recetas vienen de los árabes.
    Un abrazo.

    Responder a este comentario

  2. Sorokin
    agosto 15, 2010, 1:03 pm

    Mi madre ponía pan duro (mejor de hogaza) a remojar durante una noche. Al día siguiente, lo exprimía con la mano hasta dejar una pasta consistente. Acto seguido, en una sartén freía ajos (enteros) y una ñora. Añadía la pasta de pan y la trabajaba cortándola con la espumadera a golpes miemtras agitaba la sartén (las llamaba “migas ruleras”). Quedaban unas migas esféricas, como de medio centímetro de diámetro, con aspecto tostadito y una consistencia suave y esponjosa, Luego, efectivamente, se comían con uva (en verano) o con chocolate (en invierno).

    Responder a este comentario

  3. Angel H.
    agosto 16, 2010, 3:18 pm

    Todos los l 8 de diciembre en mi pueblo Urda (Toledo) se celebra un Concurso Nacional de Migas. Puedes ver como se hacen ¡¡¡ Y por supuesto degustarlas¡¡¡

    Un abrazo
    Angel
    Manchegodeurda

    Responder a este comentario

  4. Mai
    agosto 16, 2010, 5:29 pm

    Ohhhhhhh, Migas! fa una colla de dies que no en menjo, la mare és de Granada y pots imaginar que a casa és un plat estrella, ens agraden salades amb arengada a mitja sal que només trobem allà , pebrots fregits, cansalada torrada, cogombre, raïm i que no els hi falti el remojón.
    Les fem de farina, molt esponjades i com be dius s´ha de tenir molta ma per fer-les és tot un art i moooolta paciència doncs és ben pesat treballar-les.
    Llàstima que eren sosilles, no vas agafar el lloc i el punt, a Granada això de regalar la apilla és molt habitual, per la propera t´aconsello al restaurant Cunini, fan unes croquetes de quisquilla impresionants.
    una abraçada.

    Responder a este comentario

  5. starbase
    agosto 17, 2010, 6:41 am

    Les meves primeres migas van ser a Torremejía, un poble extremeny on llògicament són típiques.

    Em van agradar, tot i que no és un plat que sigui dels meus favorits. Aquí les menjen de moltes formes, però la més curiosa per a mí es combinar-les amb raïm…i estàn ben bones 🙂

    Responder a este comentario

  6. Sorokin
    agosto 17, 2010, 9:59 am

    Hola Arantxi. No sé cuanto tiempo vas a estar en Japón ni si tienes ya todo tu programa hecho, pero en fin, por si quieres ir a ver el monte Fuji de cerca (y no llueve ni hay niebla ese día), te paso la entrada que hice en su día sobre cómo llegar:

    http://diriodeunaburrido.blogspot.com/2009/05/los-huevos-negros-de-owakudani.html

    Que te lo pases muy bien. Ya nos contarás.

    Responder a este comentario

  7. Arantxi
    agosto 22, 2010, 2:44 pm

    Creo que estoy aprendidendo mucho con vuestros comentarios!

    Responder a este comentario

  8. LaBóbila videofactory
    octubre 7, 2010, 4:32 pm

    Hola Arantxa, soy Alberto, te dejo mi mail para contactar y quedáis invitados a venir a Café Central Viladecans 🙂 labobila@gmail.com

    Responder a este comentario

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Arantxa

    Soy Arantxi

    Escribo el blog porque me encanta hablar de comida. En realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más,… mi vida gira en torno a la mesa.


Suscribete al blog con su email