Horiginal (Barcelona)


ATENCIÓN: Este restaurante cerró sus puertas.

Para la celebración de un cumpleaños visitamos el restaurante Horiginal, en el barrio del Raval de Barcelona. Últimamente toda esta zona está creciendo mucho y cada vez hay más restaurantes. Este concretamente se encuentra muy cerquita del Macba.

Nada más entrar me sorprendió mucho el local por lo amplio que era. Tengo la idea, equivocada seguramente, de que los restaurantes del Raval suelen ser pequeñitos. A nosotros nos colaron en una sala bastante amplia, con mesas para dos a los lados y mesas más grandes (la nuestra era para unos 14 comensales) en el centro. Más tarde, yendo a chafardear, me dí cuenta de que todavía tenían una sala más grande para celebraciones con mesa grande.

Se trataba de una cena y ya íbamos con menú reservado, menú de otoño con todo incluido:

Aperitivos:

Gazpacho de sandía: Muy rico, sí. A sandía me sabía poco, más bien a un sencillo gazpacho, pero muy rico.

Frutos secos garrapiñados con curry: Me sorprendieron, porque ¿garrapiñados con curry? La verdad es que no estaban muy fuertes para llevar curry. Estaban bien.

Primeros para compartir:

Ensalada de queso feta, pan de pita, tomate y orégano: La he visto en el menú, recuerdo haber comido una ensalada pero ni le hice foto ni nada. Así que pasó desapercibida.

Buñuelos de bacalao: No eran los típicos buñuelos, más bien era bacalao rebozado porque los trozos de bacalao eran impresionantes. Eso no quita que no estuvieran bien. A mí me gustaron.

Revuelto de patatas, huevos y chistorra: no estuvo mal pero no llegó a la altura de un buen revuelto y creo que el fallo estaba en las patatas que eran como cocidas en vez de fritas.

Segundos a escoger:

Bacalao a la vizcaína: Tenía buena pinta pero encuentro que sirviendo como primeros buñuelos de bacalao se debería escoger otro tipo de pescado como segundo.

Hamburguesa con crema de bolets y puré trufado de patata: Fue el segundo que elegí yo. La hamburguesa bien, la crema de bolets bien y el puré de patata muy bien aunque no encontré el punto de la trufa…

Arroz de verduritas, pipas y frutos secos: Plato vegetariano que había para escoger, todo un detalle que no todos los restaurantes tienen en cuenta. También tenía buena pinta pero no puedo opinar porque no lo probé.

Postres:

Tarta tatin con helado de vainilla: Excelente, el mejor plato de la cena en mi opinión (aunque se trate de un postre). La tarta tatin muy buena y el helado también. Sigo intentado hacer tarta tatin algún día..

Helado de chocolate con galleta de jengibre: Un postre sencillito.

Para beber:

– Aguas

– Vino tinto Castell d’Algars

Precio: 25 €/persona (menú de noche previamente concertado).

La verdad, es que no estuvo mal. No soy mucho de restaurantes del Raval, porque me da la impresión que la mayoría son sitios con mucha pretensión y muy fashionistas y que poco se esmeran en la cocina. Y lo que ya me fastidia más es cuando por el precio que pagas te ponen un plato minúsculo. Vamos que ni calidad ni cantidad. Y este en ese aspecto me sorprendió, sobre todo en el tema cantidad.

Horiginal

Calle Ferlandina, 29
08001 Barcelona,

Tel: 93 443 39 88

About the author

Arantxa Ruano Me apasiona hablar de comida. Aunque en realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más... Arantxa Ruano

2 Comentarios

  1. sidddi
    marzo 29, 2009, 9:58 am

    Pues yo en el Raval conozco buenos sitios para comer mucho y barato, eso sí, más bien comida rápida que restaurantes. Aquí te paso una mini-lista:
    http://sidddi.es/ultimo-post-anticrisis-del-2008

    Responder a este comentario

  2. sol
    marzo 30, 2009, 1:25 pm

    Buen dato, no conozco este restaurant, lo tendremos presente.
    Igual que a ti, lo que más me llama la atención es la tarte tatin, ¡me encanta!

    Responder a este comentario

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Arantxa

    Soy Arantxi

    Escribo el blog porque me encanta hablar de comida. En realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más,… mi vida gira en torno a la mesa.


Suscribete al blog con su email