Quiche de cebolla


Siendo amante de las tartas saladas no sé porqué he tardado tanto en ponerme a cocinar una. Seguramente la tarta o quiche de cebolla no sea de las más populares, pero yo le tengo un especial aprecio a la señora cebolla. Receta fácil y económica, quizás la dificultad está en tener el molde correcto.
Ingredientes:

Pasta para pizza preparada
12 cebollas
5 huevos
1 bote pequeño de nata líquida
200gr de queso gruyère o similar
aceite de oliva
sal y pimienta

Precalentar el horno a unos 200 grados. Extender la pasta con un rodillo y ponerla en un molde de tarta (el mío es de los bajitos y de diámetro 280mm). Pelar y cortar las cebollas en láminas finas. Ponerlas en la sartén a pochar a fuego lento durante unos diez minutos aproximadamente. A parte en una ensaladaera, batir los huevos y añadir sal, pimienta, la nata líquida y el queso gruyère rallado.

Cubrir la pasta con la mezcla y meterlo en el horno a unos 220 grado durante 20 minutos. Pasados los 20 minutos, bajar la temperatura y dejarlo 10 minutos más (si se prefiere tostadita la tarta ponerla arriba).

Normalmente este tipo de tartas se sirven templadas o frías. Para cocinar otro tipo de tarta salada supongo que con sustituir la cebolla por otro ingrediente es suficiente. Decir que este tipo de tarta salada llamada quiche derivan de la cocina francesa, nuestra cocina vecina.

About the author

Arantxa Ruano

Me apasiona hablar de comida. Aunque en realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más…
Arantxa Ruano

2 Comentarios

  1. Sorokin
    abril 4, 2010, 11:44 am

    En los mercadillos de alimentación de Bruselas (hay muchos, algún día hablaré de los mejores) suelen venir franceses vendiendo “quiches” preparadas. La más popular es la quiche lorraine, pero también las hay de espinacas, de pimientos, de tomates secos (los odio personalmente) y, claro, de cebolla.

    En todos los casos, los vendedores te recomiendan (con acento provenzal para que se vea que son franceses de verdad) que las calientes al horno. Al horno, claro, no al microondas. De todas formas, a mí me gustan frías, pero no frías de la nevera, que eso si que es horrible, del tiempo.

    Voy a probar a hacer la tuya, a ver qué tal me sale.

    Responder a este comentario

  2. Delikat Essences
    abril 7, 2010, 9:28 pm

    Qué rico el quiche de cebolla que nos has plantado aquí Arantxi, con una cervecita, belga por supuesto :-), tiene que estar de toma pan y moja.

    Responder a este comentario

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Arantxa

    Soy Arantxi

    Escribo el blog porque me encanta hablar de comida. En realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más,… mi vida gira en torno a la mesa.


Suscribete al blog con su email