Con sabor argentino



Hace poco disfrutamos en casa de una botella de vino con sabor argentino: un Rutini Cabernet-Malbec 2006, Bodega La Rural (Mendoza). Según la etiqueta, tiene una crianza de 12 meses en roble francés (50%) y americano (50%) de primer uso. Con un color muy intenso, a nosotros nos pareció un vino bastante fuerte, de esos para acompañar un buen cacho de carne a la brasa.

Disfrutamos mucho de la botella, sobre todo teniendo en cuenta su significado; fue un regalo de nuestros amigos argentinos, ahora ya de nuevo en Argentina, con los que además compartimos el buen gusto por el buen comer y el buen beber.

Un brindis desde Barcelona por ellos.

About the author

Arantxa Ruano Me apasiona hablar de comida. Aunque en realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más... Arantxa Ruano

4 Comentarios

  1. starbase
    marzo 18, 2010, 9:42 am

    Vino argentino todavía no he probado ninguno.

    Chileno sí, que para ellos no tiene nada que ver pero desde aquí se ve muy próximo.

    Poco a poco iremos probando y desde luego, es una gozada tener amigos de otros lugares que nos ayudan a tener la mente abierta.

    Un saludo.

    Responder a este comentario

  2. Sorokin
    marzo 19, 2010, 5:12 pm

    Pues en honor a tus amigos, hoy he comprado el único vino argentino que tenían en el supermercado de mi barrio en Bruselas: Un Trivento, Malbec 2008 de Mendoza. No te creas que mi supermercado es una birria, es un Delhaize especializado en vinos. Por supuesto, tienes decenas de vinos franceses, varios vinos chilenos e italianos y bastantes vinos españoles, pero sólo el argentino que he comprado. Lo pienso abrir esta noche, viernes, con un buen Camembert de Isigny. Ya te contaré.

    Responder a este comentario

  3. Sorokin
    marzo 20, 2010, 10:53 am

    Pues la verdad es que me ha recordado mucho al Carmenere chileno. Vino con cuerpo, largo en el paladar, con aromas de maderas nobles y tabaco. Según la etiqueta, hubiera tenido que encontrar un aroma a frutos del bosque, pero debo ser un tarugo, porque no he notado nada de eso. En todo caso, va bien con el Camembert, sobre todo si está bastante hecho.

    Responder a este comentario

  4. Arantxi
    marzo 21, 2010, 3:10 pm

    Sorokin es una suerte que tengas un mercado así cerca de casa..aunque cuidadín porque seguro que cada vez que pasas por delante cae algún caprichito 😉

    En cuanto a los vinos argentinos, nosotros es la primera vez que probamos uno y sinceramente este nos resultó bastante fuerte (yo casi no pude con él). Efectivamente en la etiqueta ponía que era un vino de gran cuerpo y concentración y con aromas a frutos rojos. Por lo que me cuentas muy similar al tuyo.

    Un saludo!

    Responder a este comentario

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Arantxa

    Soy Arantxi

    Escribo el blog porque me encanta hablar de comida. En realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más,… mi vida gira en torno a la mesa.


Suscribete al blog con su email