La Montecarlo (Roma, Italia)


Y empezamos con nuestra andadura por tierras italianas. Qué lujazo fue llegar y tener este restaurante, La Montecarlo, cerquita del hotel. Un restaurante práctico (platos típicos, pasta y pizza, nada ostentosos) y además económico. Seré breve porque comimos en muchos sitios por Roma.

Prosciutto con mozarella. Que no falte este plato típico italiano. Qué diferencia con la mozarella que compra uno en España en algunos supermercados; no hay color. Además venía acompañada de rúcula sabrosísima. Vamos, un plato simple pero muy bueno.

Bucattoni a la amatriciana. Como macarrones grandes con salsa de tomate. Muy buenos también, cantidad abundante. Servidos con parmesano.

Linguine al pesto. Y qué pesto, perfectamente cocinado con albahaca, piñones y parmesano. Los linguines al dente. Creo que nunca antes había probado una pasta al dente de verdad. Noté el crujir de la pasta. Perfectos.

Precio (2 personas): 30€, sin postres con agua y vino de la casa. No llegamos a los postres porque las cantidades de los platos eran hasta exageradas…

La Montecarlo

Via Alessandria, 106
08010 Roma (Italia),

Tel: 06 44249600

About the author

Arantxa Ruano Me apasiona hablar de comida. Aunque en realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más... Arantxa Ruano

1 Comentario

  1. Juan
    Julio 17, 2009, 7:47 am

    Para comenzar pusimos el liston alto.. pues el sitio en cuestion de calidad precio es perfecto unos platos generosos y sabrosos ademas de un buen trato.
    Vale la pena ir aunque este un poco alejado del centro.

    Responder a este comentario

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Arantxa

    Soy Arantxi

    Escribo el blog porque me encanta hablar de comida. En realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más,… mi vida gira en torno a la mesa.


Suscribete al blog con su email