Tempura-Ya (Barcelona)


Este fin de semana tocó japonés. En realidad no teníamos nada planeado, cosa extraña en nosotros que siempre vamos con reserva, pero el viernes sabíamos que nos apetecía comer japonés. Nos acordamos de que queríamos probar un restaurante japonés diferente y nos acordamos de Nagomi, una taberna japonesa. Allí nos dirigimos y la sorpresa fue cuando nos encontramos el local cerrado.

Menos mal que Barcelona tiene millones de restaurantes a los que acudir y que se sabe que no hace falta moverse mucho para encontrar otro (y que era viernes porque ya se sabe que los sábados es mucho más difícil salir a cenar sin reserva). Decidimos ir bajando Muntaner y probar algún restaurante nuevo de la zona. La sorpresa llegó de nuevo, pues nos encontramos que un poquito más abajo teníamos otro restaurante japonés que queríamos probar: el Tempura-Ya. Además yo recordé que era uno de los restaurantes que comerjaponés.com había puesto en su lista top ten.

Dicho y hecho. Al rato estábamos sentados en una pequeña salita al incio del restaurante y junto al lado de este gracioso muñeco (que ahora llevo como fondo de pantalla de mi móvil).

De cara a pedir no variamos mucho con respecto a las otras ocasiones en las que hemos ido a un japonés:

Tempura moriawase: Me encantó el detalle de poner una cazuelita de salsa de tempura para cada uno, porque siempre que ponen una única para todos hay que ir pasando la cazuelita por la mesa y me resulta poco cómodo. También me gustó mucho que incluyeran calabaza en la tempura, sobre todo porque a mí me gusta más la verdura que no el pescado en tempura.

Maki moriawase: Nos sorprendió la cantidad y la calidad. El de aguacate ríquisimo.

Variado de 5 niguiris: Yo tengo predilección por el salmón (ya estoy tardando en poner alguna receta de salmón en este blog).

Tofu frito en salsa de tempura: Fue el plato diferente que decidimos probar. A mí no me encanto, mientras que a Juan sí. Principalmente no me gustó porque venía acompañado de un ingrediente que tengo que descubrir cómo se llama. Son como láminas muy finas de pescado con un sabor muy fuerte que con el calor se mueven y que resultan graciosas cuando te traen el plato pero que a mí especialmente no me agradan por su fuerte sabor.

– De postre nos pedimos una tartaleta de helado de vainilla con frambuesitas que estaba riquísima. Preguntamos si los postres eran de elaboración propia y nos contestaron que no, que los compraban en dos pastelerías, una de ellas japonesa que no estaba muy lejos de allí (tenemos que descubrir dónde está!).

Pagamos 63,40 € (2 personas). La verdad es que lo que más nos asombró fue que los platos eran generosos (sobre todo el de los makis) pero es que además estaban riquísimos!

Así que otro día ya iremos al Nagomi 😉

Por cierto, de aquí a dos semanas marcho para Tenerife y hemos cogido un hotel con restaurante japonés incluído. Ya contaré.

Tempura-Ya

calle Muntaner, 153
08036 Barcelona,

Tel: 93 419 31 82

About the author

Arantxa Ruano Me apasiona hablar de comida. Aunque en realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más... Arantxa Ruano

4 Comentarios

  1. andrea
    agosto 31, 2008, 9:31 pm

    Todo tiene muy buena pinta. y el muñequito es muy gracioso

    Responder a este comentario

  2. Óscar
    septiembre 1, 2008, 7:11 am

    Hola!! Vaya buena pinta que tiene este blog, aunque has empezado muy fuerte. Espero que tengas tiempo y ganas para mantenerlo a este nivel. Yo intentaré sacar tiempo para leerlo.

    Un beso!!

    Responder a este comentario

  3. ignacio
    septiembre 1, 2008, 10:08 pm

    He estado en Nagomi una vez y me gustó, quiero repetir y si sigue asi escribir un post.

    Responder a este comentario

  4. encantadisimo
    septiembre 7, 2008, 10:15 pm

    Las láminas que se mueven con el calor son de bonito ahumado y seco.

    Responder a este comentario

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Arantxa

    Soy Arantxi

    Escribo el blog porque me encanta hablar de comida. En realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más,… mi vida gira en torno a la mesa.


Suscribete al blog con su email