Gazpacho manchego


En mi juventud viví buenos momentos gracias a mis abuelos, con que me iba los veranos al pueblo de Riopar (Albacete) a disfrutar de la naturaleza y la comida. Allí empece a disfrutar verdaderamente del buen comer sobre todo teniendo en cuenta la buena materia prima que se puede conseguir por la zona y lo buena cocinera que era, y es, mi abuela.
Entre muchos otros potajes recuerdo particularmente uno con el que disfrutaba mucho y nunca tenía suficiente (he de decir que todos los veranos venía del pueblo con varios kilos de más en mi cuerpo): el gazpacho manchego. A este potaje se le llama galianos en algunas zonas y así es como aparece también en el libro de Don Quijote de la Mancha.

Ingredientes:

La base de este plato es la carne de caza (normalmente se utilizan liebre, perdiz y conejo) y las tortas cenceñas. Estas tortas están elaboradas con pan sin levadura, sólo con harina, agua y sal y posteriormente horneadas. Hoy en día no es complicado encontrarlas en los supermercados, aunque allí las encontraremos en paquete ya troceadas (en el Mercadona venden de la marca El Pastor de la Mancha).

Nosotros cocinamos el gazpacho manchego con las tortas auténticas, sin trocear, traídas de Albacete en nuestra visita a esas tierras.

2 tortas

1 perdiz y 1 liebre (las que utilizamos habían sido cazadas por un compañero de trabajo y despellejadas por mi propio abuelo como un auténtico profesional)

1/4 pollo de corral

tacos de jamón

tomillo

romero

pimienta negra (4/5 granos)

2 dientes de ajo

2 hojas laurel

1 cebolla

3 tomates triturados (o un bote pequeño)

1 vasito de vino blanco

agua

sal

Elaboración:

Troceamos en trozos grandes la liebre, el pollo y la perdiz y los sofreímos a fuego fuerte para que queden dorados por fuera y casi sin hacer por dentro. En una olla grande ponemos la carne, los ajos, el laurel y la pimienta junto a 2 litros de agua y cocinamos a fuego medio. Una vez cocida la carne la sacamos y la deshuesamos, desmenuzándola en pequeños trozos (tamaño dedo meñique aproximadamente) y la dejamos enfriar. El caldo de la cocción lo colamos y reservamos.

Cortamos la cebolla en pequeños trozos y la sofreímos dorándola un poquito; añadimos un poquito de sal, el tomate, el tomillo, el romero y el vino. Dejamos unos minutos y añadimos la carne, mezclando bien todos los ingredientes.

Seguidamente añadimos el caldo de la cocción hasta cubrirlo todo bien (1 dedo por encima aproximadamente) y dejamos unos minutos. Se añaden las tortas troceadas en pedacitos del tamaño de una cuchara. Se cocina todo a fuego medio hasta que las tortas hayan absorbido el caldo. Ha de quedar espeso, pero siempre con algo de caldo.

En el caso de que no sea del agrado la carne de caza se puede realizar la receta únicamente con carne de pollo. El gazpacho manchego sigue quedando igual de suculento. Se recomienda que el pollo sea del bueno porque al final es el que le da el sabor al plato.

Se trata de un potaje diferente; el resultado es una mezcla de pasta y carne mu sabrosa. Hay que probarlo.

About the author

Juanito

11 Comentarios

  1. Carol
    Marzo 25, 2011, 10:02 am

    Nunca había escuchado hablar de este plato, y eso que mis padres son manchegos los dos…

    Tiene una pinta deliciosa, además de ser un plato muy reconfortante!

    Un besito y feliz fin de semana!

    Responder a este comentario

  2. CNXY
    Marzo 25, 2011, 10:41 am

    ¡¡ANDA!! En Úbeda le decimos “andrajos” y es un plato típico también. Esto lo prové en Albacete cuando lo pedí de primer plato creyendo que era Gazpacho Andaluz!! no veas en pleno verano el Gazpacho Manchego la cara que me dejó de sopresa… pero estaba bueniiiisimo. Merecio la pena el error

    Responder a este comentario

  3. Fran
    Marzo 25, 2011, 10:53 am

    UUmmmmm, rico rico debe de estar este plato. Por cierto mi voto en los premios gastroblogs ya lo tienes. Mucha suerte.
    Un saludo.

    Responder a este comentario

  4. SACERDOTISADEISIS
    Marzo 28, 2011, 10:20 am

    ¡Qué plato tan rico! Tiene una pinta deliciosa. Además la cocina de los abuelos, cargada siempre de nostalgia, tiene un algo especial que difícilmente se puede comparar con nada. Sabores y olores que nos retrotraen a momentos de felicidad intensa que saboreamos con cada bocado, como si volviéramos atrás en el tiempo. No me extraña que digas que tu abuela es una excelente cocinera (algo que pareces haber heredado) porque la verdad el plato tiene que estar impresionante.

    Un besito,

    Sacer

    Responder a este comentario

  5. El Oteador de los Mercados
    Marzo 29, 2011, 4:10 pm

    Un gaspacho perfecto, con perdiz y liebre… y luego las hierbas… que rico

    Responder a este comentario

  6. Sorokin
    Abril 1, 2011, 2:15 am

    Lágrimas han saltado de mis ojillos leyendo tu receta, Arantxi. Oleadas de recuerdos de niñez han casi aniquilado mi capacidad de pensar. Hace siglos que no lo comía, pero es uno de eos platos de infancia que hacía mi madre. Guaaaa, se come casi sin darse cuenta, la torta se deshace en la bocs, el jugo se te mete por las papilas…

    Una gran desconocida maravilla

    Responder a este comentario

  7. starbase
    Abril 20, 2011, 9:02 am

    Alça, con torta cenceña entera y todo!! Nosotros como viste en nuestro video usamos la torta que ya venden partida.

    Por cierto que la etiqueta del paquete de tortas donde aparece el Quijote, acertadísima. He leído que en efecto se nombran las mismas en el LIBRO.

    🙂

    Responder a este comentario

  8. Raquel
    Enero 13, 2012, 1:21 pm

    Me siento muy relacionda con este post. Mi abuelo tambien es d Albacete, concretamente d Fuentealamo y me ponia las botas cuando ibamos en verano! Es un plato fuerte… pero d vez en cuando sienta genial!

    Un besazo

    Responder a este comentario

  9. tino
    Septiembre 11, 2014, 12:10 pm

    Mi abuelo era de alpera (almansa)en un restaurante nos sacaron la torta entera pero 5veces mas grande q esa y la carne estaba en un perol grande y la sacaban con un cazo y la abocaban encima d la torta y cada uno se cortaba un trozo d torta con sus trozos d carne y estaba d muerte

    Responder a este comentario

  10. Pepe
    Enero 8, 2015, 7:07 pm

    Este plato manchego se denomina en Albacete “Gazpachos Manchegos” por eso al hablar del Gazpacho en singular, lo pueden confundir del mismo tipo que el andaluz.

    saludos de un albaceteño

    Responder a este comentario

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Arantxa

    Soy Arantxi

    Escribo el blog porque me encanta hablar de comida. En realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más,… mi vida gira en torno a la mesa.


Suscribete al blog con su email