Weiss Damm


Qué ilusión me dieron los de la Damm cuando me escribieron preguntándome que si quería probar la nueva Weiss Damm. ¡Pues claro que sí! Justo esa semana la estaban promocionando en la feria Alimentaria a la que yo no pude acudir.
Como no soy experta en cerveza, me esperé a poder reunir a alguien que fuera bebedor usual de cerveza y así poder conocer sus impresiones. Sí que es cierto que en general estamos acostumbrados a pedir en los bares cervezas típicas y no especialidades fuera de lo común; en cambio con los vinos solemos ser más selectos. Seguramente esto se deba a que en España nos falta algo de cultura cervecera.
Recuerdo que de pequeña visité una fábrica de elaboración de cerveza en Alemania, algo que por aquel entonces me pareció rarísimo: ¿porqué enseñarme cómo se elabora la cerveza pudiéndome mostrar cualquier otra cosa? En el fondo, y ahora lo entiendo, me enseñaban cultura, al igual que aquí nos podrían llevar a millones de bodegas de vino.

Y Damm ha intentado buscar esta esencia de la cerveza con la nueva Weiss Damm, elaborada según el método alemán a base de trigo. Mis catadores notaron precisamente eso, que se trataba de una cerveza diferente. La tomaron fría y en vaso largo, tal y como marcan los cánones. Con una graduación de cerveza a la que estamos habituados (5,0%), el alcohol no era tan perceptible y su sabor más suave y sutil, cosa que puede hacer que aquellos a los que normalmente no nos agrada la cerveza nos atrevamos con ella.

Así que ya sabéis, a probarla!

About the author

Arantxa Ruano

Me apasiona hablar de comida. Aunque en realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más…
Arantxa Ruano

4 Comentarios

  1. Fran
    mayo 19, 2010, 9:29 pm

    Que buena pinta tiene. Con lo que me gusta a mí la cerveza. Para otra vez me ofrezco de catador, je je. Un saludo.

    Responder a este comentario

  2. Viena
    mayo 23, 2010, 11:09 am

    Yo también me apunto de catadora, de hecho, tengo en proyecto hacer una cata de cervezas con mis alumnos de cocina, a ver si me animo pronto. También fui de pequeña a visitar una fábrica de cerveza y lo que recuerdo perfectamente es el olor que desprendía, entonces nos pareció nauseabundo, eran las levaduras, con grandes tanques de espuma amarillenta, un asco para la niña, pero algo bien interesante para la mujer de ahora, cultura, como dices.
    Un blog muy agradable, mi felicitación.

    Responder a este comentario

  3. Laura
    mayo 28, 2010, 10:15 am

    Arantxa, llegué a tu blog a través de otro y me quedé leyendo.

    Siguiendo tus recomendaciones, el pasado miércoles fuimos de tapas vietnamitas al Mosquito.
    Delicioso, buenísimo, rico rico!!

    Recomienda más sitios!

    El Udon lo estuve mirando para pedir comida y que la trajeran a casa, però no me convenció, sólo tenían fideos y alguna cosita suelta.

    Tengo que provar el que está en Ali Bei…

    Un saludo!!!

    Responder a este comentario

  4. Rachel Sender
    mayo 28, 2010, 8:39 pm

    mmmm! witt bier, mi prefe! Vendrás a los 10 años del dsb? Yo sí! Espero verte!
    besos!

    Responder a este comentario

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Arantxa

    Soy Arantxi

    Escribo el blog porque me encanta hablar de comida. En realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más,… mi vida gira en torno a la mesa.


Suscribete al blog con su email