Centrifugadora de lechugas


La lechuga debe servirse bien seca y limpia, sí; el aliño es el que se encarga de mojar la lechuga.

Hacía mucho tiempo que quería tener una centrifugadora, que para mí, en prinicipio sólo tenía un uso, el de secar la lechuga una vez pasada por agua. Como estas fiestas pasadas había decidido que iban a ser unas fiestas con regalos útiles, yo me había pedido una centrifugadora de lechugas y no quería ningún regalo más (mentira ;-P).

Efectivamente tuve como regalo la magnífica centrifugadora y reconozco que todas las críticas que recibí, advirtiéndome que iba a ser un trasto que me iba a ocupar espacio en la cocina, tenían razón. Pero soy feliz porque cuando preparo ensaladas ya no veo la típica agüilla en el fondo del plato.

Para próximos posts: otros usos de la centrifugadora.

About the author

Arantxa Ruano

Me apasiona hablar de comida. Aunque en realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más…
Arantxa Ruano

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Arantxa

    Soy Arantxi

    Escribo el blog porque me encanta hablar de comida. En realidad mi pasión verdadera es comer. Cocino para comer, salgo para comer, trabajo para comer, leo para comer mejor, hago deporte para comer más,… mi vida gira en torno a la mesa.


Suscribete al blog con su email